Un partido de fútbol barrial terminó con un chico de 16 años baleado en una pierna

POLICIALES Por
El adolescente jugaba con personas mayores que lo invitaron por sus cualidades deportivas. El tenso episodio sucedió el domingo en una humilde canchita de Hostal del Sol. Tras una infracción, hubo más de una decena de disparos
CANCHITA

Un partido de fútbol en barrio Hostal del Sol terminó con un chico de 16 años baleado. Una infracción derivó en una discusión multitudinaria y en ese incomprensible desenfreno, que incluyó más de 10 disparos, Jeremías recibió un tiro en la pierna derecha por el que tuvo que ser trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez.


El tenso episodio sucedió en la tarde del domingo en una cancha ubicada en avenida Pujato y Tarragona, y ahora el adolescente pelea en su casa para ver si puede volver a jugar al deporte que tanto lo apasiona.


Por sus cualidades futbolísticas, a Jeremías lo suelen llamar de equipos integrados por muchachos que lo doblan en edad. Con la pelota al pie se anima a todo, y el domingo pasado parecía decantar en otra tarde más de partido con "los Rojos". Enfrente estaban "los chaqueños", con quien existe cierta rivalidad que excede los límites del campo de juego. Y quizás por ese carril se puede comenzar a comprender el escenario de locura que se desató.

Jeremías suele ir a jugar picados y torneos a esa cancha, a metros de la avenida Jorge Newbery. Al mando de la redonda no hay situaciones que lo sorprendan, pero nunca imaginó un hecho de semejante violencia.

Habían pasado pocos minutos de las 15. Se cobró una falta, de esas que abundan en duelos con pierna fuerte y el corazón en la mano. Pero los entredichos fueron subiendo en intensidad, comenzaron las agresiones y los insultos desde los lados, y cuando quienes estaban observando el pleito se metieron dentro de la cancha, todo fue descontrol, trompadas y delirio.

Dentro de una ola de detonaciones que superó los 10 disparos, y que constan en la nota y el video que trascendieron a través de Telefé Rosario Noticias, Jeremías sufrió un tiro en su pierna derecha que tuvo un orificio de entrada, otro de salida, y una lesión importante que dependerá de su recuperación.

Los profesionales médicos que lo atendieron en el Heca se inclinaron por no apurar una intervención quirúrgica, y le ordenaron reposo, en su casa, junto a los suyos. Y por suerte, ayer por la tarde, el adolescente ya pudo retornar a su domicilio de barrio Stella Maris, donde vive junto a su madre y dos hermanas menores que él, de 14 y 12 años, para poder comenzar un proceso de rehabilitación.

Muchos tiros

"Yo estaba en mi casa y tuve que salir corriendo cuando me avisaron lo que había pasado", le contó a este diario Nilda, la mamá de Jeremías, quien afirmó que suele ir a jugar partidos y torneos a esa cancha en Hostal del Sol.

Y agregó angustiada: "Según lo que me contaron, fueron un montón de tiros. Es increíble que no haya pasado algo mucho más grave porque fueron muchos balazos".

La vida de Jeremías se construye alrededor del fútbol, y a pesar de su edad, estaba planeando ir a jugar al campo porque ya tiene algunas ofertas. "Tiene chances de ir al campo, y por eso se estaba preparando con todo. A él le encanta el fútbol, y busca partidos para estar cada vez mejor. No le importa jugar con personas más grandes", confió.

Por poder jugar un picadito, muchas veces se animaba a más. "Yo sabía que a Jeremías muchas veces lo golpeaban muy duro en los partidos por ser más chico. El siempre quería seguir jugando, aunque sea contra chicos de alrededor de 30 años. Y muchas veces iba a jugar a pesar de que yo se lo negaba", comentó Nilda.

Sobre la investigación policial que se viene, apuntó que "tanto Jeremías como sus compañeros de equipo saben quién fue el que realizó los disparos. Yo le dije que no tenga miedo. Por eso vamos a pedirle a la policía que investigue fondo y que castigue como se debe a los culpables de esta locura".

"Había gente de mi barrio que estaba observando el partido y vieron quién fue. Por eso, vamos a pedir que se esclarezca", repitió con énfasis la madre del adolescente.

Fuente: La Capital

Te puede interesar