“El Gobierno no tiene política económica, lo que hay son decisiones del FMI"

ECONOMÍA Por
Así lo consideró el exsecretario de Finanzas, Guillermo Nielsen.
FMI

El exsecretario de Finanzas del Ministerio de Economía y Producción de Roberto Lavagna, Guillermo Nielsen habló sobre la situación y el futuro económico del país y advirtió sobre la influencia del FMI en el Gobierno.

En su análisis acerca de cómo debe salir el país de las crisis recurrentes, Nielsen advirtió que “la Argentina tiene problemas económicos estructurales, que debe resolver sin importar la fuerza política que lidere”. En ese sentido, agregó que los argentinos “necesitamos un liderazgo que tenga claro la problemática económica y que sea capaz de convocar a todos los representantes más importantes a una mesa de negociación. La única forma de sacar al país a flote es entre todos, cada uno cediendo un poco”.

Sin embargo, reconoció que “hoy no está claro” qué figura puede asumir ese liderazgo y dijo que “hay gente que tiene esa capacidad, pero no tiene el carisma necesario. El ejemplo más claro es el de Miguel Pichetto, que ha demostrado una gran capacidad política de saber poner a la gente alrededor de una mesa a negociar”.

“De hecho, le ha dado una mano muy grande a este gobierno, que dicho sea de paso tuvo esa oportunidad, como ningún otro. Podría haberlo logrado, pero formó parte de todas las confusiones que tiene y no quiso dialogar. Creo que Cambiemos sintió que venía a renovar la política y que no necesitaba del pasado. Me parece que la realidad les ha dado una lección”, cuestionó al oficialismo actual.   

En cuanto al escenario electoral, Nielsen evaluó que “estamos en una situación donde las figuras nuevas no terminan una consolidación o vuelo propio, y eso es muy negativo para la vida institucional y política del país porque no permite generar alternativas. Por eso estoy dentro del 40% que no está convencido entre Macri y Cristina, más bien estoy disconforme con una clase política que no termina de generar renovación”.

Por otro lado, al opinar de los problemas estructurales de la Argentina que impide un despegue, el economista subrayó que “el principal problema es que a lo largo de los últimos 15 años, o tal vez más, desde el punto de vista normativo se ha dado lugar a una sociedad del bienestar que no coincide con la base productiva”. 

“Muy pocos sectores logran ser la “world class”, aquellos donde el país tiene un excelencia, que son los que producen, exportan y a nivel internacional no hay cómo “pisarle el poncho”, y que pueden definir la macroeconomía local. Es decir, estamos hablando de la soja, el maíz, el trigo, la carne, no mucho más”, precisó.

“Esto es una limitación muy grande cuando tanta gente dependiendo de distintos programas sociales. Se tiene una estructura muy limitada de producción. Además, existe toda una presión impositiva récord hace rato, donde el gobierno actual tuvo un rol preponderante. Es muy negativo”, añadió.


Para Nielsen, de la crisis no se sale “si no es por la capacidad de innovación que está en el sector privado. El sector público lo mejor que puede hacer es administrar bien y eficientemente, pero no te va impulsar el crecimiento de la economía con las magnitudes que son necesarias para salir adelante”. 

Finalmente, luego del nuevo acuerdo con el FMI, Nielsen dijo que no le recomendaría a ningún gobierno un convenio con el Fondo, sin embargo, a su parecer, resaltó que al macrismo “le vino muy bien, porque los ordenó”. En ese sentido, recordó que “esta gestión tuvo hasta principios del año pasado una gran confusión gerencial de cómo se maneja la economía”.

“El gobierno no tiene política económica, sino que es lo que establece el Fondo Monetario. Lo que hay es una administración local de la política económica decidida por el FMI”, terminó.

 

 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar