El espurio acuerdo que pondría en manos de un nazi la obra pública de Rafaela

EDITORIAL Por
En las profundidades de la política rafaelina se dio forma a un espurio acuerdo que compromete seriamente el futuro de la ciudad
obra publica

Los tejes y manejes de la política local nunca dieron como resultado gestiones inmaculadas. Durante los últimos años los desmanejos y abusos de los dineros públicos han sido moneda corriente en la ciudad y "William", un oscuro operador político, xenófobo, abusador, fascista, orgulloso nazi, de la peor calaña, aprovechó cada oportunidad que tuvo para morder bocado.

Pero nunca antes nadie se había entregado a este personaje de la manera en la que el candidato lo ha hecho. Si bien los pecados pueden servir de experiencia, llevar a la reflexión e impulsar cambios positivos, vender el alma política en esta forma no tiene vuelta atrás.

Esta vez, el botín en juego es de una magnitud tal que podría saciar el enorme apetito de "William" por una larga temporada. La obra pública de Rafaela, envuelta en fino papel y con un enorme moño, por los próximos 4 años.

El acuerdo se concretó con el aval del "Dr. Kong", tenedor de la correa de "William", quien personalmente garantizó que el dinero y las influencias correrán a favor del candidato.

Si bien "William" y el "Dr. Kong" aun conservan su buena cuota de poder, su imperio se encuentra en franco declive.

"Kong" pasa la mayor parte de su tiempo en Buenos Aires, intentando recuperar el sillón que lo supo encumbrar en sus mejores épocas.

"William", que maneja los asuntos locales, tiene más chapa y humo que capacidad. Sus aventuras nocturnas y enorme boca lo han expuesto en no pocas ocasiones, y su dueño preferiría sacárselo de encima, pero el momento no es el indicado para que el perro salpique de orín sus pies.

La casa de naipes de este Napoleón de maceta se tambalea, y ante un leve pero sostenido soplido caerá sobre el candidato para enterrar su carrera política.

Te puede interesar