Indemnización por venganza

La Cámara Civil resolvió que una mujer deberá indemnizar a su ex pareja por los daños que le causó luego de poner fin a la relación amorosa. La demandada le le había rayado el vehículo como venganza.
venganza-autos-13

Una mujer deberá indemnizar a su ex pareja por los daños que le causó luego de poner fin a la relación amorosa. Así lo resolvió la Sala D de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil al revocar el decisorio de grado y hacer lugar a la demanda de daños y perjuicios entablada por la suma de 79 mil pesos.

Las actuaciones se iniciaron por la demanda de un hombre contra su ex pareja por daños que le ocasionara en la cochera del edificio donde vivía, al sustraerle una bicicleta y una llanta, y rayarle su vehículo allí estacionado.

La pareja eran vecinos del mismo edificio y llegaron a trabar una relación sentimental por el lapso de alunas semanas. Tras la ruptura sentimental, el hombre denunció que la actora le comenzó a enviar mensajes telefónicos, cartas y notas, además de realizar comentarios en las redes sociales sobre su persona.

La situación empeoró cuando la mujer sustrajo la bicicleta y llanta de la cochera del accionado el 4 de diciembre de 2014, y mientras que al día siguiente rayó su vehículo Bora para causarle daño.

La situación derivó en una denuncia en sede penal y, posteriormente, en una probation, la que consistió en un trabajo comunitario. Sin embargo, el juez civil rechazó la demanda, entre otras cuestiones, por entender que no se encontraban acreditados los daños imputados a la accionada. El demandante apeló el fallo.  

En los autos “R., J. c/ J., V.; s/ daños y perjuicios. Ordinario”, el Tribunal de Alzada analizó el conjunto de la prueba acercada a la causa como, por ejemplo, su propio reconocimiento de notas enviadas al actor.

También analizaron los testimonios de los encargados del edificio, que dan cuenta que la accionada tomó una bicicleta del actor que había en su cochera y que se la llevó. Por su parte, un amigo del demandante aseveró que la accionada subió a su departamento y a través de la puerta le gritó: “Hijo de puta vas a ver el regalito que te dejé en el auto”.

“¿Cuándo bajó el actor tenía en el auto un regalo? No había una cosa; pero sí había rayaduras en su vehículo Bora, y por cierto eso puede ser entendido como un regalo”, se preguntaron los jueces, luego de analizar las fotos del automotor de color azul rayado con inscripciones laterales, en el capot y en el baúl que decían: “soy un gil”.

“Aquí existió violencia dentro de la relación que mantuvieron como pareja –ya sea entendida como algo efímero o más duradera- de parte de la accionada hacia el actor; y ello resulta indiscutible”, concluyeron los vocales.

 

 

Con información de www.diariojudicial.com

Ricardo G. A. Zimerman

Redacción SANTA FE

Te puede interesar