Desplante de Elisa Carrió: no va a las sesiones de Diputados

POLÍTICA Por
Además de su polémica con Patricia Bullrich, mantiene diferencias con Emilio Monzó y está en contra del incremento de Bienes Personales.
DESPLANTE ELISA

Elisa Carrió ahonda sus diferencias con el Gobierno y abre nuevos frentes de conflicto internos. Tras cargar públicamente contra la resolución de la ministra Patricia Bullrich sobre el uso de armas de fuegos, la socia de Cambiemos no se presentó este miércoles en la sesión preparatoria para renovar al oficialista Emilio Monzó como presidente de la Cámara de Diputados y tampoco ira al recinto a tratar los proyectos consensuados. Entre ellos, Bienes Personales.

En el entorno de la líder de la ARI reconocen que su relación con Monzó está resentida hace tiempo. La socia de la coalición gobernante mostró su descontento con el titular de la Cámara meses atrás en la discusión por la legalización del aborto, la noche que amenazó con romper el bloque. Explicó que su enojo "no era con la votación" sino con Monzó. "No me daba la palabra y no me la da hace dos años", se quejó. Luego lo acusó de ignorarla.

Pero tampoco estuvo de acuerdo con la forma en que Monzó, junto con el ministro de Interior Rogelio Frigerio, llevó adelante la negociación del Presupuesto con el peronismo recientemente. Ese punto también hace a que Carrió no este a favor de su renovación como autoridad.

En la sesión preparatoria de este miércoles, Monzó renueva por última vez su cargo. Ya adelantó que no irá por su reelección e incluso está en duda su permanencia dentro de Cambiemos.

Lo cierto es que se prevé que la ceremonia esté cargada de elogios para Monzó, por parte de la oposición y el oficialismo. En ese contexto, Elisa Carrió anunció que no vendrá. Quien sí vino para la ocasión es el ministro Rogelio Frigerio.

Tras la renovación de autoridades comenzará la sesión para tratar un paquete de proyectos, entre ellos, la modificación de Bienes Personales que se realizó  en el Senado. En esa sesión tampoco estará Lilita.

"No está de acuerdo con el aumento de los impuestos", plantearon sus allegados.

El desplante se da en medio de la tensión abierta entre ella y el Gobierno que explotó con el pedido de juicio político al ministro de Justicia, Germán Garavano, y fue empeorando con el correr de las semanas.

Este martes, tras conocerse la resolución sobre armas de fuego de la ministra Bullrich, Carrió declaró que el protocolo "viola los derechos humanos fundamentales" y que su espacio no va a "ir al fascismo".

Este miércoles temprano insistió con el tema en Twitter: "Al humanismo no se renuncia por demagogia electoral. No me importa perder votos, no es mi idea la disputa de poder ni los cargos públicos".

Hay más temas a futuro que generan rispideces. Finalmente, por falta de acuerdo no se logró incluir en esta sesión el proyecto sobre financiamiento político, pero Carrió ya adelantó su rechazo. "Voy a votar en contra del aporte de empresas a los partidos políticos, de acuerdo con la doctrina histórica de la CC ARI porque esto es lo que permite mantener la independencia para defender al pueblo".

 

 

Con información de www.clarin.com

Te puede interesar