Para la fiscal que investiga el ataque al micro de Boca, “es posible” que la Policía haya liberado la zona

JUDICIALES Por
Adriana Bellavigna analiza por qué las fuerzas que intervinieron en el operativo no corrieron a los hinchas del lugar por donde debía pasar el plantel visitante, como se hace habitualmente
ATAQUE AL MICRO

La fiscal que investiga el ataque al micro de Boca en la tarde del sábado 24 de noviembre en Núñez no descarta que la zona haya sido liberada por las fuerzas de seguridad que participaron del operativo. Así lo planteó en una entrevista con Luis Novaresio en radio La Red.

"Es posible, es posible que algo haya fallado. Algo pasó con el operativo, tengo que ver por qué la zona no estaba vallada y la gente se aproximó al micro", aseguró Adriana Bellavigna, quien actuó de oficio minutos después del ataque a los jugadores de Boca y busca determinar las responsabilidades penales de la agresión.

Por su investigación, la Policía detuvo a Matías Sebastián Firpo, un socio de River que fue identificado entre las personas que tiraron piedras contra el plantel visitante. La titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 6 explicó que a través del análisis de las cámaras de seguridad y privadas de la zona pudieron reconstruir todos los movimientos del sospechoso, desde que tira las piedras hasta que ingresa al estadio.

Por ahora la fiscal no cuenta con certezas para ordenar otra detención. Dice que pese a la gran cantidad de imágenes que hay sobre el incidente, no es fácil identificar a los involucrados. "Yo tengo que ir sobre lo seguro para poder tener un grado de sospecha, la detención es una medida coercitiva grave que puede traer aparejadas otras medidas y no se puede detener a la gente porque sí", explicó.

Existe una versión que indica que los efectivos que escoltaban al micro de Boca habían solicitado en una comunicación interna que fueran desplazados los hinchas que esperaban en la intersección de Lidoro Quinteros y Libertador, y quienes debían cumplir con la instrucción hicieron oídos sordos. La fiscal pidió las grabaciones para constatar si el rumor es correcto y avanzar para determinar por qué se permitió una agresión que era evitable.

Por el ataque al micro, algunos jugadores de Boca fueron lastimados, lo que obligó a suspender el partido que debía disputarse esa tarde en el Monumental. La Conmebol -el organismo que rige el fútbol sudamericano- suspendió el estadio y trasladó la gran final a Madrid. El encuentro está pautado para el próximo domingo, a las 16:30 de Argentina. Los españoles tienen la misión que los argentinos no pudieron lograr: que haya un campeón.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar