Con la presencia de tres empresarios, comenzaron las indagatorias por sospechas de coimas en la explotación de trenes

CORRUPCIÓN K Por
Aldo Roggio, Gabriel Romero y Sergio Taselli se presentaron ante el juez Claudio Bonadio. La causa se desprende de los cuadernos de las coimas K
CLAUDIO BONADIO

El juez federal Claudio Bonadio comenzó una ronda de 50 indagatorias que tendrán lugar esta semana en el marco de la causa de los cuadernos y que finalizarán el viernes con los interrogatorios del ex ministro Julio De Vido y de los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, preso por la tragedia de Once.

Los empresarios Aldo Roggio y Gabriel Romero, ya procesados como miembros de la asociación ilícita que habría liderado la ex presidente Cristina Kirchner, se remitieron a sus declaraciones como arrepentidos ante el fiscal Carlos Stornelli. En ellas, confesaron haber pagado dinero frente a las exigencias de ex funcionarios del Ministerio de Planificación. 

Por su parte, el empresario Sergio Taselli, también procesado y no arrepentido, se negó a declarar.

El empresario Claudio Cirigliano, preso por la causa de la tragedia de Once, tenía que ser interrogado pero su declaración se concretará en los próximos días.

Todos ellos habían sido convocados como sospechosos en el marco de la investigación que analiza los subsidios entregados en el área ferroviaria durante el gobierno de los Kirchner.

En cambio, Mario Cirigliano, hermano del empresario detenido y ex responsable del Grupo Plaza, también se presentó ante Bonadio para ser interrogado en el marco de los subsidios que se entregaron a los empresarios de colectivos entre 2003 y 2014.

En su indagatoria, negó los hechos que se le adjudican, indicaron a Infobae fuente judiciales.

La ronda de declaraciones continuará hoy con empresarios ligados al rubro de los colectivos.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar