Quieren aumentar el agua un 69%

LOCALES Por
Mientras la empresa justificó la solicitud de ajuste tarifario presentado ante la Provincia y defendió las mejoras en el servicio que presta en Rafaela, los concejales Jorge Muriel y Evangelina Garrappa pidieron que la suba no supere la inflación.
hoy

En la segunda audiencia publicada convocada por el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) para tratar el pedido de Aguas Santafesinas (ASSA) para aumentar el cuadro tarifario a partir de enero nadie se salió del libreto entre quienes hicieron uso de la palabra, entre ellos los concejales rafaelinos Jorge Muriel y Evangelina Garrappa, ambos del bloque del PJ. La empresa justificó su pedido mientras desde la Defensoría del Pueblo pidieron una vez más que el monto de la suba no supere el incremento salarial de los trabajadores en el marco de las paritarias.
Ahora el Enress deberá elevar un informe con el resultado de las audiencias al Gobierno provincial, el cual definirá quizás a fines de diciembre cuánto realmente se elevarán las tarifas por los servicios sanitarios. 
Tras la primera audiencia celebrada en Rosario ayer fue el turno del encuentro en Santa Fe, donde todo comenzó con la exposición del presidente de ASSA, Sebastián Bonet, quien destacó las importantes mejoras concretadas en los últimos años en los servicios a cargo de la empresa en Rafaela, tanto en lo que hace a la provisión de agua potable -con una importante merma en los reclamos de baja presión por parte de los usuarios- como desagües cloacales.
"Desde el año 2015 a la actualidad se incrementó un 29% la producción de agua potable en Rafaela, lo que redundó en un incremento de caudales distribuidos en la ciudad. Ello fue posible gracias a la puesta en marcha de la planta potabilizadora Norte, a mejoras introducidas en la planta potabilizadora principal y a una intensa gestión en la administración de la red distribuidora. Por ejemplo, este año se instalaron doce nuevos sensores de presión on line que permiten monitorear el estado de la red de distribución de agua potable y se incorporará una nueva perforación para la planta Norte", plantearon desde ASSA.
Asimismo, resaltaron que "los resultados positivos se observan en la evolución de los reclamos por baja presión realizados ante la empresa por parte de los rafaelinos: en el año 2015 sumaron 806, en el 2016 ascendieron a 764 y en el 2017 descendieron notablemente a menos de la mitad: 372". Esa tendencia se mantendrá en el 2018, afirmaron. 
Otra acción destacada por Bonet fue el plan masivo de instalación de medidores, que prevé alcanzar una cobertura del 100 % en marzo del 2019. En ese sentido, ya se adquirió la totalidad de los medidores necesarios y están realizadas las contrataciones para su instalación. De ese modo se habrán colocado 30.800 medidores en las conexiones técnicamente medibles, logrando un pago equitativo por lo que realmente se consume y alentando el consumo responsable del agua potable.
Por otra parte, el presidente de Aguas adelantó que próximamente entrará en servicio un nuevo camión desobstructor combinado para reforzar el mantenimiento de las redes, para lo cual ya se realizó capacitación de personal de Rafaela. 
También se construyó un nuevo sistema de ingreso de líquidos a la Planta Depuradora, que mejoró el perfil hidráulico de tratamiento y se habilitó un nuevo sector de descarga de camiones atmosféricos.
Por último, Bonet precisó que como tarea preventiva, este año se rastrearon 27 kilómetros de redes cloacales y 6 estaciones elevadoras; se renovaron 323 metros de cañerías cloacales de gran diámetro; se solucionaron 2.250 reclamos y se realizaron 21 nuevas conexiones domiciliarias y 34 renovaciones.

AUMENTO 
ASSA presentó el pedido de incremento tarifario al Gobierno provincial para aplicar una suba del 30% a partir de enero, es decir el primer bimestre de 2019, y un porcentaje similar desde el tercer bimestre. Pero como es acumulativo, representa un aumento del 69% respecto de los precios actuales. 
En este marco, el defensor del Pueblo de la provincia de Santa Fe, Raúl Lamberto, insistió en la tarifa social para los servicios sanitarios y pidió que los aumentos no superen al incremento paritario de los trabajadores al considerar que una  suba del 60 por ciento “aparece como excesiva”. Al respecto, solicitó “la aplicación de los principios de gradualidad y razonabilidad a las tarifas de ASSA”, por lo que consideró que la actualización debe ser acorde a los incrementos salariales que tienen los trabajadores y los jubilados y pensionados. "En época de crisis como la actual debería valorarse reducir el impacto de los costos de numerosos servicios tercerizados, teniendo en cuenta que ASSA es una empresa pública, debiendo compartirse los esfuerzos", propuso Lamberto.
En tanto, el concejal Muriel criticó que las audiencias del Enress solo se centralicen en Rosario y Santa Fe, consideró excesivo el aumento propuesto por ASSA porque está por encima de la inflación registrada a la vez que se permitió "desconfiar" de la construcción del nuevo acueducto para Rafaela al recordar que en 2015 el Gobierno provincial anunció el inicio de la obra que finalmente terminó siendo un "engaño". 
Asimismo, el legislador rafaelino cuestionó la atención de la problemática de los desagües cloacales que desbordan en las calles de esta ciudad y que la empresa tarda demasiado en dar solución. "Es un peligro para la salud pública", indicó para luego pedir la ampliación de la planta de tratamientos de efluentes cloacales. 
Por su parte, Garrappa sugirió que la encuesta de satisfacción que ASSA suele hacer en agosto entre los usuarios rafaelinos se efectúe durante los meses de verano cuando se elevan los problemas por la falta de presión de la red de distribución de agua potable. 

Fuente: La Opinión 

Te puede interesar