El Banco Central logró bajar la tasa al 60,75%, pero mantiene la cautela

ECONOMÍA Por
Es el valor más bajo para las licitaciones de letras de liquidez desde que arrancó el programa monetario. Pero aún hay cautela en llevarlas por debajo del 60%.
SANDLERIS Y MAXIMA

El Banco Central logró bajar, este jueves, al 60,75% la tasa de interés que paga por la emisión de letras de liquidez (leliq). Es la tasa más baja desde que arrancaron las licitaciones diarias de estos instrumentos.

A principios de octubre, llegó a pagar cerca del 74%. La tasa que pagó este mediodía está casi “pegada” al piso del 60% que consensuaron mantener el BCRA y el Fondo Monetario hasta que la inflación de señales claras y consistentes de que está bajando.

Se tomará como referencia de lo que se espera de la inflación los datos que aporte el relevamiento de expectativas de mercado (REM), que realiza el Central entre bancos y consultoras.

Este jueves justamente era la fecha límite para enviarle esta información al BCRA. Es decir que la semana que viene se sabrá, cuando se difundan los resultados del REM de noviembre, si se confirma que ya hay dos meses consecutivos de expectativas de inflación a la baja. Si eso ocurre, el Central estaría habilitado a fijar la tasa de interés de las Leliq por debajo del 60%.

En la licitación del jueves pasdo, vencían letras por 145.742 millones de pesos, y el Central emitió letras por 189.162 millones de pesos, es decir que sacó de circulación unos 44.0000 millones de pesos.

Pero no todo es tan lineal en lo que se refiere a tasas de interés. El propio Banco Central avisó, cuando arrancó este muy duro programa monetario, que permitiría crecer la base monetaria hasta un 6% en diciembre por cuestiones estacionales (mayor demanda de pesos por aguinaldos, vacaciones, fiestas, etc). Pero ayer mismo el titular del Banco Central, Guido Sandleris, dijo que primará la cautela. Fue durante su intervención en un evento -en el marco del G20- organizado por Council of the Americas. Dos párrafos extraídos de su discurso:

"Este Banco Central será muy cauteloso en los próximos meses. Somos plenamente conscientes de los riesgos a los que nuestra economía se enfrenta. Sólo aumentaremos la base monetaria si las condiciones lo permiten. En particular, diciembre es un mes de alta estacionalidad en la demanda de dinero. Por eso, nuestro objetivo de base monetaria es 6% más elevado. Sin embargo, de la misma manera que sobrecumplimos nuestro objetivo de base monetaria en los meses previos, también lo haremos en diciembre si percibimos que el aumento en la demanda de dinero no es el que proyectábamos."

"Este mismo criterio será aplicado si el tipo de cambio eventualmente se ubicara por debajo de la zona de no intervención. Expandiremos la base monetaria a través de la compra de divisas sólo a un ritmo consistente con el crecimiento de la demanda de dinero.”

En dicho encuentro, anticipó que en algún momento de diciembre informará cuál será el ritmo de ajuste de los valores máximos y mínimos de la banda de flotación cambiaria, que desde octubre se ajusta a un ritmo del 3% mensual.

Claramente, Sandleris avisó que tal vez no relaje tanto el rigurosísimo control de agregados monetarios. Tal vez la esperada baja de tasas se haga esperar un poco más.

 

 

Con información de www.totalnews.com.ar

Te puede interesar