Cómo y hacia dónde será la marcha de las organizaciones sociales contra el G20

POLÍTICA Por
Fue confirmada para este viernes para repudiar el encuentro de líderes mundiales en Buenos Aires
MOVILIZACION ANTI G20

A pesar de los 22 mil agentes de seguridad que coparán Buenos Aires, del asueto y de las restricciones del transporte público, más de un centenar de organizaciones sociales y de derechos humanos anunciaron este miércoles que el viernes marcharán para repudiar el encuentro del G20.

No será frente a la sede de la cumbre, en Costa Salguero, ni en Casa Rosada. La caravana saldrá a las 15 desde las avenidas 9 de Julio y San Juan y terminará en el Congreso, después de un recorrido que -tras acordarse con el Gobierno nacional- será por Avenida de Mayo.

"Mucha gente va a tener que caminar para llegar al punto de encuentro. No es casualidad la suspensión del transporte, declarar asueto, y establecer un conjunto de medidas que apunta claramente a desmovilizar y a que la población no se exprese libremente", consideró Beverly Keene, referente del Servicio de Paz y Justicia, que preside el premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel.

Keene estuvo acompañada por hombres y mujeres en representación de más de 100 organizaciones, entre las que están Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, partidos de izquierda y piqueteros, CTA, CTEP, y otros frentes populares.

La consigna de la marcha del viernes 30 es "No al G20, Abajo el acuerdo Macri – FMI, Fuera Trump y demás líderes imperialistas, Fuera Bolsonaro, Por el no pago de la deuda externa, No al ajuste, la entrega y la represión".

La protesta se confirmó luego de que los representantes de este colectivo, denominado "Confluencia Fuera G-20-FMI", resolvieran en una segunda reunión con el Ministerio de Seguridad nacional los detalles de la marcha.

"No acordamos nada", aclaró Néstor Pitrola, dirigente del Partido Obrero. En esa reunión, el titular de la Unidad de Coordinación General del Ministerio de Seguridad, Gerardo Milman, pidió que los manifestantes marchen con los rostros descubiertos y sin palos.

"Este colectivo no tiene acuerdo para la militarización. Llamamos a la población a manifestarse libremente y repudiar el operativo y la presencia de policías", agregó Pitrola.

Los organizadores habían pretendido que se las autorizara a marchar hacia Plaza de Mayo, como "lugar emblemático", pero no fueron autorizados, debido a que en ese sector de la ciudad el acceso estará restringido.

Desde Seguridad también les impidieron pasar por el Obelisco. Por lo tanto, la marcha recorrerá desde San Juan la Avenida 9 de Julio y luego "subirá" por Avenida de Mayo hasta el Congreso.

Milman les había planteado originalmente que fueran por la avenida Independencia hasta Entre Ríos, y de ahí al Congreso, pero los representantes de los manifestantes se negaron.

Una vez allí, se espera que las organizaciones lean un documento, pero todavía es algo que no se definió. El colectivo anti G20 fue contundente al despegarse de las responsabilidades de la seguridad durante la protesta.

"Es el Estado el que debe ser garante de la seguridad ciudadana. Yo no puedo ser garante y menos de un gobierno que reprime en la forma que reprime", dijo Pérez Esquivel a la radio Futurock.

"Es una conquista haber logrado que el Gobierno se comprometa a dejar que expresemos nuestro derecho, pero no es cierto que sea una política de convivencia democrática", dijo a Infobae Juan Marino, del Partido Piquetero, quien aclaró: "Defendemos la paz, y el Gobierno es la violencia. Cualquier hecho será responsabilidad de ellos".

Los movimientos que movilizan gente del Conurbano, como el Piquetero o CTEP, convocarán a su gente en los accesos a la Capital. "Y de ahí, como no habrá transporte, deberán caminar. Será arduo", agregó Marino.

Una fuente de los organismos de derechos humanos comentó a Infobae que en las reuniones con Milman el funcionario planteó que "la violencia está mal de todos lados y que el Gobierno va tratar de que dentro de las fuerzas de seguridad no se cometan actos de violencia".

"No tengo miedo de lo que pueda pasar", comentó Nora Cortiñas (88), de Madres de Plaza de Mayo, y agregó: "Tengo expectativas y deseo que el Gobierno no haga actos de provocación como en las últimas movilizaciones, con eso de poner cascotes en las veredas. Hace 42 años que estoy en la calle y nunca tuvimos problemas de provocación como ahora, ni las contestamos".

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar