Ultimátum de la Corte a Peña por aumento salarial

POLÍTICA Por
Sin sutilezas, máximo tribunal envió una carta al Gobierno exigiendo el inmediato giro de fondos para incrementos de sueldo en todo Poder Judicial. Tironeo por si el dinero sale del Tesoro o del "Fondo Anticíclico" como quiere el Ejecutivo.
MARCOS PEÑA

El enfrentamiento abierto entre el Poder Judicial y el Gobierno por los aumentos salariales previstos para jueces, fiscales y empleados de todo el país subió de voltaje. Tras un cruce de cartas infructuoso en reclamo de los fondos para elevar un 20% los sueldos de todo el personal vinculado con la Justicia previsto para los últimos meses del año, la Corte Suprema decidió elevar el tono y lanzó un ultimátum dirigido al jefe de Gabinete Marcos Peña. A través de una carta firmada por los cinco ministros del máximo tribunal, y remitida por su presidente Carlos Rosenkrantz exhortaron al Poder Ejecutivo a que deje sentado un “compromiso expreso” de que la ampliación de partidas presupuestarias surgirá del aporte del Tesoro Nacional. Y que no se demore. De fondo, como informó Ámbito Financiero, la pelea esconde la intención de la Casa Rosada de forzar que sea la propia Corte la que meta la mano en el bolsillo y pague los incrementos con dinero del denominado Fondo Anticíclico, cuyo último informe de resultados asciende a $26 mil millones. La discusión ya abandonó ciertos cánones diplomáticos y se adentró en el terreno de la pelea política, en la cual gremios y magistrados ya dieron muestras de abroquelarse en defensa de su “paritaria”.

Como se informó oportunamente, Peña había respondido el 23 de noviembre pasado la segunda carta que la Corte había remitido al ministro coordinador en reclamo de los fondos para aplicar un aumento del 10% en los salarios de octubre y otro 10% por los de diciembre. El primer tramo lo ató a una reunión de negociación con el Ministerio de Hacienda que conduce Nicolás Dujovne; el segundo, lo difirió para que se resuelva en 2019. La respuesta dejó inconformes a la mayoría de los supremos que discutieron el asunto en su última reunión de acuerdos y pactaron dejar de lado sutilezas. El más incómodo con la situación es el presidente Carlos Rosenkrantz, sometido a un test interno sobre qué posición va a adoptar en una pelea que ha generado mucho “ruido” en todos los escalafones de la justicia, y que se agrega a un malestar generalizado con la Casa Rosada, a la que también le cuelgan la factura por el reciente fallo que destrabó el pago de Impuesto a las Ganancias para los cargos asumidos desde 2017.

Ya habían cruzado dos notas previas. Una sin respuesta y la segunda pos almuerzo entre Rosenkrantz y Mauricio Macri donde se abordó el intento oficial para arrastrar a la Justicia a un plan de austeridad. Forzada por la tríada de Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Ricardo Lorenzetti, fue la que recibió la réplica de Peña señalando tal como había sido solicitada iba a contramano del objetivo de reducir el déficit (Se calculó en $1600 millones lo necesario para cubrir el 20% de incremento) y “afecta fuertemente” los recursos del Estado.

Esto dio paso al ultimátum redactado ayer y al que accedió Ámbito Financiero, en el que los cinco estamparon sus firmas. El próximo lunes a las 10 se pactó la reunión entre el administrador general de la Corte, Daniel Marchi y el secretario de Hacienda Rodrigo Pena para discutir el aumento de octubre. “Al respecto, le solicitamos tenga a bien dejar saber al licenciado Rodrigo Pena la necesidad de que dichas partidas sean modificadas a la brevedad”, exigieron los ministros. Todas las comisiones internas de todos los fueros están pendientes del goteo del dinero y ya realizaron medidas de fuerza para reclamar las subas.

“Asimismo, –continuó la carta de la Corte- le solicitamos la aclaración expresa de que el incremento salarial del 10% requerido para otorgar aumento salarial para todas las categorías del Poder Judicial de la Nación a partir del 1 de diciembre de 2018, a concretarse durante el inicio del año 2019 –conforme se requiere en el párrafo 4 de vuestra nota- es parte integrante de la política salarial del 2018”, subrayaron los jueces en un párrafo cargado de desconfianza hacia el Ejecutivo. Intentaron conjurar la fórmula de “a cuenta de futuros aumentos” con los que el Gobierno podría entramparlos.

En su párrafo final, hicieron pressing sobre Peña devolviendo gentilezas por el párrafo de ajuste: “le solicitamos el compromiso expreso del necesario aporte de los recursos financieros del Tesoro Nacional para afrontar ambos incrementos salariales para todas las categorías del escalafón del Poder Judicial”. Evaporaron así que el lunes, en la reunión técnica, Hacienda insista con obligar a la Corte a “romper el chanchito” del Fondo Anticíclico. Por el tono que adquirió, esta será la pelea que domine la agenda “parajudicial” que deberá enfrentar la Casa Rosada.

 

 

Con información de www.ambito.com

Te puede interesar