Tensión en el Senado: Pichetto acusó a los gobernadores del PJ de “ponerse el traje cubano de la revolución”

POLÍTICA Por
“Algunos quieren prender fuego la pradera”, dijo el senador del PJ. También se cruzó con el formoseño José Mayans que lo acusaba de jugar con el Gobierno
pichetto

El debate por el Presupuesto 2019 tuvo fuertes cruces durante la exposición del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y dejó expuestas las tensiones y diferencias en la bancada del peronismo federal, que conduce Miguel Pichetto.

Todo empezó con duras críticas del formoseño José Mayans, que habló de “extorsión” y “aprietes a los gobernadores” en la negociación del Presupuesto y volvió a reclamar por el Fondo Sojero, que fue eliminado por decreto presidencial.

“Acá no hay país que aguante ministro”, le dijo Mayans a Frigerio, y luego acusó al Gobierno de haberse “apropiado” del Fondo Sojero para repartir “a los que se portan bien”.

Pero la cosa explotó entre Mayans y Pichetto cuando el formoseño dijo que hubo una “instrucción” del Gobierno para hacer sesión “especial” el miércoles próximo -en lugar de “ordinaria”- de modo que no entraría la moción de preferencia que había hecho Mayans para tratar la derogación del DNU que eliminó el Fondo Sojero.

“Una vergüenza que jefes de bancada cambien para tratar sólo los temas que le interesan al Ejecutivo”, disparó el formoseño, sentado en primera fila, con Pichetto una silla más allá, sólo amortiguando entre ambos el chubutense Alfredo Luenzo.

Pichetto recogió el guante. “A mí nadie me dio ninguna instrucción, menos el ministro del Interior. La decisión es del oficialismo, leí en un diario lo de pedir sesión especial”.

Y salió al cruce de Mayans también quien había dicho que al Senado le tocaban hacer cambios al Presupuesto. “Senadores en general ratifica el Presupuesto de la Cámara de Diputados”. Pero Pichetto siguió: “Algunos quieren prender fuego a la pradera. Algunos gobernadores se compraron el traje cubano de la revolución”, agregó.

Mientras Frigerio respondía para negar “aprietes” a los gobernadores, decir que son gente "grande" y que no se los podía considerar “títeres”, Mayans siguió protestando, lo que le valió otro cruce con el presidente de la Comisión de Presupuesto, el macrista Esteban Bullrich, que le pedía no interrumpir.

“No me haga ninguna actuación senador, en Formosa puede funcionar, acá no”, le reclamó Bullrich impaciente, tras llamarlo al orden casi una decena de veces.

Mayans logró igualmente visibilizar el tema del Fondo Sojero, que un grupo de gobernadores -encabezado por el formoseño Gildo Insfrán- sigue reclamando. Frigerio argumentó que las provincias reciben otras transferencias automáticas que compensan el Fondo Sojero, y que las provincias a diferencia de lo que pasaba en 2015 tienen "sus cuentas equilibradas" gracias a estos recursos.

Como sea quedó expuesta la división en la bancada del peronismo federal, donde hay 24 senadores pero solamente la mitad, se estima, acompañará a Cambiemos en la sanción del Presupuesto.

 

 

Con información de www.clarin.com

Te puede interesar