Para la elección, las consultoras ven: dólar a $ 47, inflación al 32% y tasas al 40%

ECONOMÍA Por
Un sondeo del Banco Central entre economistas registra cuáles son las tendencias para las principales variables económicas de acá hasta los comicios de octubre.
MACRI

En el último año los pronósticos sobre la marcha de la economía mostraron, en general, un sesgo marcadamente optimista. Calcularon una inflación más baja y un crecimiento más elevado a los registrados. Tampoco detectaron, ni en tiempo ni magnitud, el aumento del dólar, cerca de 100% entre abril y octubre.

Sin embargo el mundo de los negocios, la política y la economía piden a gritos proyecciones. Desde ese punto de vista, ¿qué deja el relevamiento que publicó el Banco Central este viernes? Los datos corresponden a pronósticos de 55 participantes -entre ellos, 34 consultoras locales-, recopilados en los últimos tres días de octubre. Básicamente así llegaría la economía a las elecciones de agosto y a octubre:

Inflación 

Las estimaciones prevén un sendero decreciente del ritmo al que los precios aumentan. Los pronósticos de los economistas indican una tasa de inflación mensual para octubre de 5,1%. Luego se reducen a 3,3% en noviembre, 2,9% en diciembre, 2,7% en enero, 2,5% en febrero, 2,4% en marzo y 2,3% en abril de 2019. La inflación promedio esperada para los próximos doce meses, o sea al momento en el que se celebrarán las elecciones generales es 32,1%.

Tasas de interés

Los participantes del REM prevén que el nivel de fines de octubre (68%) se mantendrá en promedio este mes. En adelante, los analistas esperan que se inicie un sendero de reducción desde diciembre hasta alcanzar 35% en un año. Los analistas proyectan que la tasa de interés sea 40% dentro de 12 meses, justo en el momento de las elecciones.

Dólar

El tipo de cambio cerró $ 36,60 el viernes. Se espera que en noviembre registre un promedio de $ 38,1 -básicamente su aumento acompañaría el de la inflación- y en diciembre $ 39,5. Luego entre enero y abril continuará subiendo hasta llegar en la víspera de las PASO a $ 42,3. En las generales (octubre de 2019) el valor promedio dólar sería $ 46,8 según los pronósticos enviados al BCRA.

Con respecto a los próximos meses, en el Ministerio de Hacienda no ocultan los beneficios de la apreciación del peso y las tasas altas para incentivar la entrada de capitales y compensar el impacto contractivo de las políticas fiscal y monetaria comprometidas con el FMI en los próximos meses. Muchos analistas ven por lo tanto factible la posibilidad de que el precio del dólar y las tasas muestren un sendero a la baja tal cual salió reflejado en el relevamiento del Central. “Creemos que la estrategia del programa oficial de estabilización es recrear, de algún modo, un escenario parecido a 2017”, plantea un informe reciente de la consultora Elypsis, en alusión al contexto de las elecciones que ganó Cambiemos. “En aquel momento las tasas altas, el dólar anclado y el ingreso de capitales fueron expansivos”.

Los pronósticos de los economistas que figuran en el relevamiento del Banco Central pueden no corresponderse con lo que ocurra más tarde. De hecho, la diferencia entre la inflación pronosticada y efectivamente registrada ha llegado casi diez puntos porcentuales (por ejemplo en junio).

Luciano Cohan, economista de Elypsis y ex funcionario de Hacienda, dijo esta semana con respecto a las perspectivas de la economía argentina que “la parte positiva del acuerdo con el Fondo es que los grandes riesgos en los que estaba entrando Argentina, como un default o una devaluación todavía mayor, están contenidos. La mala noticia es que vamos a una recesión más larga de lo que estamos acostumbrados”. Según Cohan, el escenario más probable es uno en que la recesión se prolonga por más tiempo y dura hasta un momento cercano a las elecciones. El peor escenario podría venir por dos frentes: el externo -”el dólar puede volver a subir” y el inflacionario (dice que todavía existe el riesgo de entrar en un régimen de inflación más alta). Un informe la consultora global Eurasia de esta semana alerta sobre los arreglos de sindicatos de subas salariales de 40 por ciento. “Más aumentos así podrían tener un impacto negativo en la inflación y limitar el margen de maniobra del Banco Central para bajar la tasa de interés”.

Tal vez por esto Argentina selló un acuerdo con el FMI que sería clave: no podrá reducir la tasa de interés por debajo del 60% hasta que las expectativas de inflación no bajen significativamente durante dos meses consecutivos. “Un criterio que guarda un alto nivel de discrecionalidad”, opina el ex viceministro de Economía Emmanuel Alvarez Agis. El hoy director de la consultora PxQ señala que 16 meses que las expectativas de inflación a 12 meses del REM no bajan durante 2 meses consecutivos. “Mi interpretación es que antes de bajar de 60 por ciento habrá que consultar al FMI”, dijo.

 

 

Con información de www.totalmews.com.ar 

Te puede interesar