Argentina explora créditos de EE.UU. para empresas, antes de la bilateral Macri-Trump del jueves 29

POLÍTICA Por
El presidente estadounidense vendrá para el viernes 30, y tendrá también una visita especial.
MACRI Y TRUMP

Donald Trump y Mauricio Macri van a tener su bilateral el próximo jueves 29, confirmaron a Clarín en el Gobierno. Aún no se ha informado adónde será la misma por razones de seguridad. Esta ocurrirá un día después del arribo del estadounidense a Buenos Aires, el miércoles 28, para asistir a la cumbre de líderes del G20, durante la que va a mantener una serie de encuentros de relevancia internacional como el ya anunciado encuentro con el chino Xi Jinping, con el que mantiene una dura pulseada económica que afecta incluso la cumbre de Argentina.

Pero en lo que hace a la bilateral Macri-Trump, la Cancillería y el Departamento de Estado trabajan en una serie de documentos político económicos para ver cuáles firmarán los presidentes, que tienen un trato personal, más íntimo y ajeno al protocolo.

Clarín supo de altas fuentes que el Gobierno conversa con Estados Unidos su deseo ya expreso de que Washington genere un nuevo mecanismo de financiamiento para las empresas pequeñas y medianas, por fuera del que ya ofrece la Compañía de Inversiones Privadas en el Extranjero (la OPIC). El objetivo es el de ayudarlas a exportar, uno de los grandes problemas del empresariado local. 

En ese tren, este jueves, mientras se hablaba de la visita de Trump al país en los pasillos de la Cancillería, donde se realizó el Foro Argentino de Inversiones que organizó la Asociación Argentina de Capital Privado (Arcap), el embajador argentino en Washington, Fernando Oris de Roa hizo un fuerte llamado a los representantes de pymes a invertir más allá de los malos momentos, dijo que había que aprovechar las oportunidades y no dormirse, ante un Gobierno que, le consta -dijo- trabaja las 24 horas. Dijo que si alguna vez había sostenido que invertir en Argentina era como saltar en el juego de la soga (saber entrar y salir), hoy afirmaba que era tiempo de “construir” ladrillo por ladrillo.

"Ojalá yo les pueda transmitir lo cerca que estamos de dar vuelta este país, de crear mejores condiciones para toda la sociedad". Y señaló que si bien la rentabilidad era una condición necesaria, "no es suficiente". Afirmó que es importante cumplir con la función social y disfrutar del privilegio de tener gente a cargo, "aprender de otros". 

La OPIC, que abrió oficinas en Buenos Aires este año, por mandato especifico de Trump y Macri, es una agencia financiera del gobierno estadounidense. Esta respalda proyectos de inversión de sus empresas en mercados emergentes. Sus préstamos y garantías pueden llegar a 250 millones de dólares, y van a proyectos con un mínimo de participación estadounidense de 25%. La idea que trabajan los argentinos es que haya más créditos por fuera de la OPIC, a través de otros bancos.

El Foro de este jueves, lo abrieron funcionarios de Cancillería junto a Diego González Bravo, presidente de la Arpac. González Bravo contó que en 2017 el capital comprometido en la Argentina era de US$ 26 millones y pasó en el primer semestre de este año a US$ 125 millones. Dijo que si bien para el país había sido un año difícil para el sector había sido bueno.  Entres los funcionarios presentes estuvo Mariano Mayer, secretario de Emprendedores y Pymes, del ministerio de Producción.

Mayer destacó que actividades cómo estás buscaban promover la inversión del sector privado con el empuje del sector público, cuyo punto de partida en su sector era la ley de emprendedores, y ante la consulta de Clarín sobre la posibilidad de más financiamiento de los Estados Unidos, reconoció que si bien desde Producción existen algunos convenios con Estados Unidos pero que lo que las empresas precisan son impulsos para exportar. "Hoy los principales inversores en el mundo son estadounidenses pero que China viene pisando fuerte y cada vez más. Nosotros lo que buscamos en ese escenario es capturar inversiones extranjeras en capitales”, indicó.

Por su parte, Oris de Roa contó que frecuentemente le piden que "el gobierno cree las condiciones para que vengan las inversiones y es bastante cierto eso pero no somos los únicos. Aún si podemos llevar a cabo las reformas que necesitamos y que en los próximos años lo vamos a hacer. Si la clase dirigente se ha convertido en cínica o está podrida, no habrá condiciones que alcancen. Ustedes están en condiciones de crear una clase dirigente sobria, sana, seria y optimista. Sé que Argentina es un país difícil", reconoció. 

Entre los empresarios que dieron presente en el Foro y hablaron en paneles estaban, Eduardo Costantini, de Consultatio Real State, José Sosa del Valle, de Lexinton Partners; Jerónimo Bosch, del Grupo Pegasus; Carlos Varcía de Victoria Capital,Pedro Arnt, de Mercado Libre Fund, y Mariano Weil, de Agilis, entre otros.

 

 

Con información de www.clarin.com

 

Te puede interesar