Mala noticia para Sergio Massa: para Cambiemos es inviable adelantar las elecciones de intendentes

POLÍTICA Por
Es la propuesta del Frente Renovador para despegar a los jefes comunales de Cristina. En el oficialismo dudan de la constitucionalidad y no quieren sumar votaciones.
MALA NOTICIA MASSA

"¿Viste que en algunas razas hay que matar a la madre para sobrevivir?" El análisis político y electoral en la reunión del Frente Renovador (FR) venía por distintos caminos, hasta que a uno de sus principales dirigentes se le ocurrió el "zooejemplo" para graficar el futuro que debería tomar el peronismo. Allí no hay duda: la madre de esa raza sigue siendo hoy Cristina Kirchner. Y, entre tanta especulación, en el massismo hace tiempo imaginaron una jugada para cuanto menos herirla: separar las elecciones de intendentes bonaerenses de la presidencial, como un modo de quitarle empuje local a su candidatura nacional. Pero la idea estaría a punto de naufragar. En Cambiemos aseguran que ese desdoblamiento es inviable y que no prosperará.

"Mandamos a analizar si era constitucional y podría haber algún problema. Hay que ver qué se hace con las elecciones de diputados y senadores provinciales. No creo que se pueda", aseguró a Clarín una alta fuente de la Gobernación que conduce María Eugenia Vidal. Ante la repregunta, otro funcionario fue más tajante: "No tiene chances el desdoblamiento. ¿Por qué consultamos si era constitucional? Para ser elegantes y no decir que no directamente".

¿Qué es lo que imagina Massa? Que si tienen elecciones separadas, como ocurre con muchos gobernadores, los intendentes peronistas del GBA ya no necesitarán del arrastre de Cristina Presidenta y podrían jugar para su candidatura en el comicio nacional. Por ahora, idea de laboratorio político. Tras algún distanciamiento por la derrota de 2015, los jefes comunales volvieron de a poco a aparearse con la ex presidenta. Lo sufrió Florencio Randazzo en 2017, cuando desafió a Cristina con una candidatura a senador y fue abandonado de a poco por esos intendentes. Proceso, por cierto, que había vivido el propio Massa un par de años antes frente a Daniel Scioli. La razón es simple: la ex mandataria atrae mucho más que cualquier otro opositor.

Pese a la negativa de Cambiemos al desdoblamiento, en el Frente Renovador no se resignan. Y juegan su carta más fuerte: el oficialismo puede necesitar algunos de sus votos para aprobar el presupuesto y (sobre todo) el endeudamiento, que requiere dos tercios en la Legislatura bonaerense.

Rubén Eslaiman, referente del bloque de diputados del FR en Provincia, aseguró a este diario: "Con distintos legisladores venimos buscando consensos para legislar una ley que permita separar las elecciones de intendentes con las de cargos provinciales y/o nacionales. Lo que se busca es darles autonomía a los municipios. Y no hay un problema de constitucionalidad". 

Otro de los argumentos de Cambiemos, con el que incluso suele hacer hincapié el presidente Mauricio Macri, es la sumatoria de comicios en medio del ajuste. Una justificación que incluso sigue dando vueltas en el oficialismo para proponer la supresión de las PASO. Como en el caso del massismo, en realidad los intendentes del PRO hacen una especulación política. Creen que sin primarias sus rivales tienen menos chances de ganar.

Respecto al desdoblamiento, Eslaiman también relativiza ese argumento: "Es un solo domingo y lo importante es evitar la lista sábana y preocuparse por quién gobernará su ciudad o pueblo más allá de una cuestión ideológica o partidista". 

¿Cuánto puede presionar el Frente Renovador en la Legislatura? En el Senado, poco: tiene dos representantes sobre un total de 46. En Diputados, bastante más: son una docena sobre 92. En el macrismo dan el asunto por cerrado. Massa no se resignará.

 

 

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Eduardo Paladini

Te puede interesar