Dirigentes del Gremio de Camioneros procesados por una causa por extorción

JUDICIALES Por
Los acusados apretaban a una empresa de colectivos para que les paguen $ 500.000 por una deuda inexistente
CAMIONEROS

Un nuevo frente judicial se abre en el planeta Camionero: varios dirigentes del gremio de los Moyano, dos de ellos de la comisión directiva, fueron procesados por el delito de extorsión. El fallo judicial correspondiente al Tribunal Correccional en lo Criminal y Correccional N°3 fue la consecuencia de la denuncia que había presentado en noviembre del año pasado Nancy Pastorino, propietaria del Expreso Pontevedra, una empresa familiar de transporte de carga de la localidad bonaerense de Merlo. La mujer asegura que tanto el sindicato como la Federación la extorsionaron por un total de 500.000 pesos para arreglar una deuda total casi 2 millones de pesos. Llegó a pagar $100.000 en febrero de este año y luego se negó a seguir haciéndolo.

Los procesados son: Jorge Osvaldo Zenklusen, Mario Ernesto Villalba, Juan Alberto Acevedo, Emilio Puebla, David Tamola, Armando Raúl Altamirano y Paulo Villegas. Estos dos últimos son de la Comisión Directiva nacional por lo que tienen trato directo con Hugo y Pablo Moyano. Los cargos que tiene son de secretario de Fiscalización, Verificación y Cobro de Aportes y Contribuciones, y Tesorero, respectivamente. 

En uno de los audios que difundió en los medios la denunciante, se escucha cuando uno de los procesados se presenta y le dice: "Si no se acerca al gremio hablaremos con los dadores de carga para cortarles el trabajo". A lo que la mujer responde que si hacen eso "cierro y ustedes le van a dar trabajo a la gente". 

El escrito da cuenta que el 16 de mayo de 2018, Nancy Gabriela Pastorino y Carlos Domingo Pachilli, comparecieron ante la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 12 y adujeron que "entre el mes de diciembre del año 2017 y el mes de mayo de 2018 habían recibido sucesivos llamados telefónicos y celebrado reuniones bajo coacción con los miembros del Sindicato de Choferes de Camiones quienes le exigían el pago de una deuda de un millón novecientos noventa y nueve mil seiscientos pesos ($ 1.999.600.-) por diferencias en la cantidad de kilómetros que se liquidaban a los choferes, sin exhibirle ningún tipo de documentación que respaldara ese reclamo".

Pachilli y Pastorino expusieron que el reclamo les parecía una “locura” ya que todo el personal que trabaja para su empresa se encuentra "debidamente registrado según la legislación laboral vigente y perciben sus sueldos de acuerdo a las pautas establecidas por convenio". Y además señalaron que "fueron objeto de amenazas relativas a que, en caso de no pagar, los miembros del Sindicato intervendrían ante las empresas dadoras de carga para que no tuvieran más trabajo". Finalmente indica que "la firma ‘Expreso Pontevedra S.A.’ no registra deuda respecto de los conceptos contenidos en el Formulario 931 de la Administración Federal de Ingresos Públicos".

Moyano viene de una semana complicada. Esta semana se conoció que con el Club Independiente tiene una cuenta radicada en Suiza donde se operaron unos 30 millones de dólares y que estaba sin declarar. 

 

 

Con información de www.clarin.com

Te puede interesar