El Gobierno busca reanimar los proyectos de vivienda para la clase media

POLÍTICA Por
Habrá desgravaciones impositivas y facilidades para empresas constructoras. Y un alivio para los deudores de hipotecarios UVA
466343_landscape.jpg?1.0

Para amortiguar el impacto de la crisis económica y adelantándose a lo que, según admitió, serán “los meses más difíciles”, Mauricio Macri prepara un anuncio destinado especialmente a la clase media, acaso el sector en el que más cayó su imagen en los últimos meses, producto de la devaluación y el rebrote de la inflación. En los próximos días, el Presidente dispondrá el relanzamiento del plan Procrear, una línea de créditos vía ANSeS y, al mismo tiempo, anunciará un paquete de medidas para reactivar los créditos hipotecarios UVA.

Según aseguran en la Casa Rosada, la medida era analizada desde principios de este año, bajo otro contexto de la economía, pero admiten que cobró impulso en los últimos meses. El jefe de Gabinete Marcos Peña, en su último informe ante la Cámara de Diputados, dio algún indicio de la iniciativa al reconocer que “se están estudiando diferentes medidas de impulso al desarrollo de vivienda social y al crédito hipotecario”. Fue a partir de una consulta realizada por el economista del Frente Renovador Marco Lavagna que desde el año pasado le insiste al Gobierno para tratar su proyecto de ley que prevé un fondo especial para resguardar a quienes tomaron créditos UVA ante picos inflacionarios como los registrados en la actualidad.

En el Gobierno  tomaron nota que a partir de la crisis cambiaria hubo una abrupta caída en la cantidad de créditos tomados. Lo atribuyen a que la capacidad de compra en dólares con el mismo crédito en pesos cayó alrededor de un 44 por ciento, dado que la baja de los precios de las propiedades en moneda estadounidense no fue al mismo ritmo que la depreciación del peso.

Si bien confía en que una vez que se estabilice el mercado cambiario, los créditos volverán a crecer; el Gobierno igual tomará parte de las sugerencias que hizo Lavagna para limitar el impacto de la inflación en el valor de la UVA (ver página 9). Con la carrera por la reeleección de Macri ya en el horizonte, entienden en Balcarce 50 que no pueden despreciar una bandera de la última campaña. 

“Queremos llevar previsibilidad y tranquilidad a la gente. Por eso se tomarán medidas que apuntan a continuar con la cobertura a sectores medios y bajos. Va a ser un anuncio muy potente”, anticipó una alta fuente oficial al tanto de un plan más amplio en el que están involucrados, bajo la supervisión de Jefatura de Gabinete, el ministro del Interior Rogelio Frigerio y, ahora, el flamante titular del Banco Central Guido Sandleris. Aunque el paquete de medidas no está cerrado, hay algunos ejes que ya están confirmados. 

En principio, se avanzará en un acuerdo con entidades bancarias para que se establezca que no se podrá ajustar el valor de la UVA por encima de un 10% del coeficiente de variación salarial y que sólo se actualizará automáticamente cuando la inflación no supere ese techo. Actualmente, según las normas del Banco Central, el cliente tiene la opción de evitar que la cuota crezca por encima de ese porcentaje sólo ampliando el plazo del préstamo en hasta un 25%.

Además de los cambios en los UVA, el paquete de medidas para el sector incluye nuevas líneas de crédito y seguros de caución para desarrolladores de viviendas, y la conformación de Fondos Comunes de Inversión Cerrados para la Vivienda, principalmente respaldados por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad y administrados por el Procrear, a cargo del secretario de Vivienda Iván Kerr.

Frigerio y Kerr relanzarán el Procrear Compra que es para la adquisición de primera vivienda, a tasas bajas, con subsidio del Estado nacional y un mínimo ahorro previo del cliente.

Y, además, el director de la ANSeS Emilio Basavilbaso planea renovar los créditos Mejor Hogar para la refacción de viviendas y ampliar los descuentos en corralones para los beneficiarios.

Otro de los ejes que apunta a impulsar el sector de la construcción y reactivar el mercado laboral, es la imposición de reducciones impositivas. En principio, se fijará exenciones de IVA, vía devolución de crédito fiscal, a proyectos de viviendas de hasta 100 mil UVAs. El Gobierno confía en que a este plan se sumen las provincias, incorporando la exención del impuesto a los sellos e ingresos brutos.

Mientras, para proyectos de hasta 220 mil UVAs, financiados a través de Fondos Comunes de Inversión Cerrados y Fondos Fiduciarios, se prevé una baja del 15% del impuesto a las Ganancias.

También, para dinamizar el sector, se prevé la cesión de un grupo de tierras e inmuebles públicos, a través de la Agencia de Administración de Bienes del Estado.

Según adelantaron en Casa Rosada, el plan enfocado a incentivar a la clase media no se quedará con proyectos de vivienda: el ministro de la Producción Dante Sica también teje una serie de medidas para las pyme. Pero, en este caso, todavía no está claro su alcance y cuándo se efectivizarán.

 

 

Con información de www.totalnews.com.ar

Te puede interesar