Emisión 0, la Gran Estafa del BCRA & FMI

OPINIÓN Por
Cuando la solución es una sola, aunque duela, y cueste lo que deba costar, hay que llevarla a cabo, porque de lo contrario el remedio puede ser peor que la enfermedad.
70_ante

No suelo ser autoreferencial pero hoy bien cabe el ejemplo: a mis 7 años padecí una enfermedad llamada fiebre reumática, hacen ya 45 años. En aquel entonces las inyecciones diarias de penicilina muy dolorosas eran la cura, pero un facultativo llamado Dr. Gagliardi sostuvo: “Pobrecito, no lo hagamos sufrir, que tome comprimidos”. Esa decisión me costó 18 meses de reposo absoluto, en cama, con maestra domiciliaria, y la pérdida de parte importante de mi infancia.

El Dr. Gagliardi ya falleció, yo ahora tengo 52 años, pero jamás olvidé una de las primeras lecciones que sin querer me dió la vida.

 
Cuando la solución es una sola, aunque duela, y cueste lo que deba costar, hay que llevarla a cabo, porque de lo contrario el remedio puede ser peor que la enfermedad.

 
Usted lector se preguntará: "¿Qué tiene que ver esta historia con nuestra realidad socio económica?" Lamentablemente, es un ejemplo muy gráfico de lo que estamos viviendo y lo que está por venir.

Mauricio Macri no tiene la más mínima chance de ser reelecto, él lo sabe, su entorno lo sabe y es por eso que no se va a presentar como candidato. Y lo sabe porque en todos los escenarios que se estudian -modificando y “jugando” con las distintas variables económicas- todas las jugadas le dan mate.

Desean fervientemente que Cristina Fernández de Kirchner no vaya presa, y no lo veremos sino en muchos años, mal que le pese a la DoctoraElisa Carrió, quien, por cierto, está a semanas de pegar el portazo en Cambiemos, sólo resta que la ex Presidente anuncie que no será candidata para que la Presidente en las sombras abandone la coalición.

Y el deseo obedece a que la única chance que tiene Maria Eugenia Vidal de ser una presidenciable con chances es con CFK candidata.

La pérdida de credibilidad por parte de la clase media que lo votó es abrumadora, y lo será aún más en la medida que los dueños de las empresas pequeñas y medianas -tal como ya hoy día está pasando- vayan a los bancos y digan: "Tengo que pagar los sueldos porque de lo contrario me incendian la fábrica. Tengo que pagar la luz y el gas porque de lo contrario no puedo siquiera abrir. Tengo que pagar los impuestos porque de lo contrario me suspende la AFIP. Entonces, la deuda con el banco no la puedo pagar, me voy a convocar" (N. de la R.: concurso preventivo). Esto será cosa de todos los días, en cuestión de semanas.

Ni qué hablar de las familias en las que el matrimonio ambos trabajan, y la pérdida de poder adquisitivo en términos reales es galopante. Ya vendieron el 2do. auto que el 'Estado de Bienestar Artificial kirchnerista'les hizo creer que venía para quedarse. Ya dejaron de planificar viajes al exterior porque los números no cierran, y solamente piensan en mantener las fuentes de trabajo.

Además, ya se escucha por doquier una verdad que no ofrece dudas: le dan aumentos y dinero a la gente que no los votó ni los votará, quitándole recursos a la gente que los votó y trabaja tal como marcan las generales de la ley, porque los Movimientos Sociales Organizados ponen de rodillas al Gobierno cada semana, so pretexto que le ganan la calle.

Y, para colmo de males, mienten descaradamente sobre lo que intentan hacer, comenzando por Nicolás Dujovne, que pide 4 años más, como si lo hecho hasta ahora hubiera sido acertado e iríamos en el buen camino, cuando en los hechos vamos camino a una nueva hiperinflación que no se traduce aún en realidad a causa del camuflaje de la convertibilidad móvil y la estafa de la emisión 0, que los grandes medios difunden, abusando del desconocimiento de la gente en materia económica.

El presidente del Banco Central nos explica la cuadratura del círculo, e intenta vender la idea que se puede controlar la emisión y el tipo de cambio al mismo tiempo con un nivel de endeudamiento interno y externo récord histórico sin que las tasas de interés tiendan al infinito. Es hasta ofensivo para todos aquellos que entendemos en esta materia.

Están escondiendo la información, al mejor estilo del Gobierno anterior. De pronto... las Leliq no crecen (¡...!), casi de manera mágica (¿...?). Aquí el ejemplo concreto, con el BCRA como fuente:

leliq

¿Qué pasó desde el miércoles 03/10 en adelante..?

¿Cuántas se renuevan...?

¿Cuántas no se renuevan...?

¿Justo el día que el tipo de cambio volvió a su tendencia de fondo -claramente alcista-, la información se modificó...?

¿Adónde fueron a parar..?

Y la respuesta es que están en los encajes de los bancos, una medida demencial y desesperada.

El encaje bancario es ese porcentaje de recursos que deben mantener congelados los intermediarios financieros que reciben captaciones del público. Ellos pueden mantener estas reservas ya sea en efectivo en sus cajas, o en sus cuentas en el Banco Central.

¿Toman nota de la gravedad...?

Los pasivos del Estado son remunerados, pagan interés y los dólares del FMI no se pueden tocar, salvo para deuda externa. La recaudación crece menos que la inflación, la Base Monetaria no disminuye sino que aumenta a partir de los intereses (cuasifiscal). Es decir: se está queriendo desarmar una bomba de dinamita con una bomba nuclear, que inevitablemente desemboca en altísimas tasas de interés, recesión anualizada superior al 8% y un tipo de cambio que está a semanas de desbocarse.

Nuestro cálculo de dólar de equilibrio de $60/$65 ya perdió vigencia y supera ampliamente los 3 dígitos, no menor a $ 150.

Posterior al G20 y luego que transcurra el mes de diciembre, cuando se pagan aguinaldos e impuestos, en enero 2019 comienza la detonación de este engendro creado al solo efecto de recibir a los líderes del mundo sin estar en default y, al igual que aquel fatídico febrero de 1989, el de 2019 será recordado por las mismas causas que aquel.

Así como en 2018 la sequía perjudicó la cosecha, en 2019 lo harán los bajos precios: ya ni con una buena cosecha nos salvamos de una nueva hiperinflación, con varias hojas en los diarios llenos de concursos, quiebras y remates desde inmuebles hasta automotores.

No quisieron, no pudieron, no se animaron: no importan ya las razones. Pero la inyección de penicilina para parar la infección era de entrada. Ahora, ya encerrados en un callejón sin salida, dejan al país al borde de un proceso anárquico o bien en manos de algún "peronista" como Roberto Lavagna quien es bien recordado gracias a su antecesor, Jorge Remes Lenicov; y -tal como lo dijimos alguna vez-, Cambiemos ha cometido todos los errores posibles para ser el nuevo Remes de un ya envejecido Lavagna.

Este editorial es, tal vez, el más duro que nos ha tocado redactar, pero es lo que opinamos y en base a argumentos sólidos, sin sentimientos ni expresiones de deseo. Y pareciera que hasta el 'fuego amigo', tal como el colega Carlos Melconian en la semana que terminó, ha intentado despegarse de este desastre manifestando de manera textual: "Dujovne y Sandlieris toman mate y a las 17 hs le mandan la planilla a Washington".

Los únicos que van a cobrar son los fondos especulativos, el FMI ya se ocupó de tranquilizarlos.

Los bancos "encajados" en Leliq seguramente serán tenedores de un nuevo bono a XXX años.

Y los demás agentes económicos del sector productivo las victimas de un modelo perverso basado en la presión impositiva agobiante.

Esto no fue una estrategia gradualista, esto fue otro saqueo pero de manera más prolija e inteligente.

En términos de mercado, nuestra opinión -que de ningún modo debe entenderse como recomendación o sugerencia- es comprar en todos los precios, dólares billete o, en su defecto, oro físico, y únicamente atesorados en cajas de seguridad. No lo haríamos ni en plazo fijo, cajas de ahorro o cuentas corrientes.

Renta fija y Renta Variable argentina, 0%

La renta fija se encamina primero a paridades cercanas al 70%, -con la reestructuración de deuda- seguramente buscará nuevos pisos.

La renta variable está literalmente en caída libre, las cotizaciones medidas en dólares tienen como objetivos centésimas de dólar.

Quizá para Marzo/Abril de 2019 ya estarán dadas las condiciones para, tal como sucede cada 10 a 15 años, comprar y obtener una rentabilidad en dólares de varias veces el capital invertido en unos 18 meses, aproximadamente.

Habrá que estar alerta para cuando ese momento llegue y atreverse, porque cuando opinemos que es 'compra fuerte' nos van a tildar de locos, de la misma manera que muchos lo hacen ahora, leyendo lo que entendemos viene para el mercado local. Siempre igual.

En tanto depende de lo que suceda este domingo 07/10 en Brasil, creemos que, pese a las encuestas, Fernando Haddad tiene chance de obtener el triunfo en 1ra., y si hubiera una 2da. vuelta, mirar desde afuera, salvo que Petrobras corrija acompañando la corrección del precio del petróleo y el mercado estadounidense, de manera de ingresar nuevamente.

Desdolarizar y pasar a un activo que cotice en New York y Argentina sigue siendo una gran estrategia para mantener el poder adquisitivo de nuestro dinero, en 1er. lugar, y en 2do. lugar para generar renta que pueda usarse en su debido momento comprando activos argentinos a precio vil.

Urgente24

Te puede interesar