General Motors condiciona inversión al avance de la reforma impositiva

ECONOMÍA Por
La automotriz anunció el año pasado un desembolso de u$s 500 millones. El proyecto está en marcha pero está atado a la eliminación de tributos distorsivos
GENERAL MOTORS

La automotriz General Motors condiciona inversión al avance de la reforma impositiva. La compañía anunció el año pasado un desembolso de u$s500 millones para un nuevo modelo que ya está en marcha pero está atado a la eliminación de tributos distorsivos.

Así lo aseguró Carlos Zarlenga, presidente de General Motors, en una entrevista con Ámbito Financiero.

-Por la caída de las ventas, en las concesionarias dicen que sobran autos. ¿Cuándo lograrán reducir el sobre stock?

-Lo que sucedió es un cambio de las expectativas en los últimos cuatro meses. Por ese motivo, hubo un crecimiento de los stocks, principalmente en la red. Todo va a depender del mercado. Para este año, seguimos viendo ventas por unas 800.000 unidades en la Argentina y para el viene, todavía, estamos pensando en un número similar.

- Otras marcas son más conservadoras para el 2019...

-Es muy pronto saber lo que pueda ocurrir. Va a depender mucho de la recuperación de los salarios reales. Los precios de los autos han aumentado, este año, significativamente por arriba de los salarios, impulsados por el tipo de cambio.

- ¿Van a seguir aumentando?
- Hay un desfasaje todavía respecto a la devaluación. La devaluación es de un ciento y pico por ciento y los 0km aumentaron un poco más de 80%. Todavía hay una presión de precios.

- Quiere decir que van a seguir aumentando los precios.

- Aún a $ 38, todavía hay un desfasaje. Hay una enorme parte de los costos que siguen siendo en dólares.

- ¿La estrategia, ahora, es sacrificar participación y no rentabilidad?

- Se está manejando en forma balanceada. No se puede dejar que los márgenes se destruyan completamente y, al mismo tiempo, tampoco se puede desabastecer el mercado. Los precios tenían que aumentar porque si no se hubiera hecho inviable el negocio. Hay que recordar que, en el 2017, los precios aumentaron menos que la devaluación.

- ¿Por qué aumentan los precios y después aplican fuertes bonificaciones?

- Son formatos comerciales para tener flexibilidad en casos de algunos vehículos en los que se quiere atraer clientes. Nosotros, prácticamente, no miramos las bonificaciones, miramos los precios de transacción y, en lo que va del año, estos precios han subido.

- Ustedes tienen personal suspendido en la planta de Rosario. ¿Seguirán por mucho tiempo?

- Las suspensiones que aplicamos obedecen al mercado brasileño. Pensábamos que iba a ser de 2,8 millones de autos y venía bien hasta junio pero, en la segunda mitad del año, no creció tanto. Nuestra participación en el segmento C, el del Cruze, sigue creciendo. Estamos en un 18% y este mes puede llegar a ser el 20%. Lo que sucede es que hay un ajuste de inventarios asociado a esa expectativa de la industria. El año que viene creemos que va a haber un crecimiento en Brasil. Si el mercado evoluciona de esa forma, creo que vamos a volver a nuestro nivel de producción de cerca de 50.000 unidades como teníamos planeado.

- ¿En materia de producción, respecto al tema de las suspensiones, es clave lo que suceda en Brasil?

- Nosotros exportamos el 85% de lo que producimos. Sin duda es así.

- ¿Cómo impactó en General Motors la aplicación de retenciones y el recorte de reembolsos a las exportaciones?

- Distintas empresas exportan diferentes segmentos desde la Argentina a Brasil y, en nuestro caso, como tenemos la fabricación de la pickup S10 en Brasil, nos impactó menos. Por los valores, las retenciones impactan más al que exporta pickups. Entonces, en el balance, no tuvimos un impacto importante por esas medidas.

- General Motors anunció el año pasado una inversión de u$s 500 millones. ¿Estas medidas alteran los plazos?

- Hay dos temas. La inversión en la Argentina, desde nuestro punto de vista, depende principalmente del Flex (N. de R.: el coeficiente que mide el intercambio comercial con Brasil). Si hay una expectativa de libre comercio con Brasil, la visión de inversión es una. Si hay una visión de largo plazo con Flex, la visión es otra. El tema de los reembolsos y las retenciones o lo que pase con el peso en la Argentina, no cambia los planes porque, si hay Flex, al mercado argentino no se podrá acceder si no se tiene producción local.

La perspectiva es que va a seguir existiendo el Flex por el futuro que hoy se puede vislumbrar. Lo otro, el tiempo en avanzar con la inversión, lo único que puede impactar es un cambio en la cadencia de ejecución de la reforma fiscal. En eso, el Gobierno ha sido claro respecto a que no va a cambiar. Para el momento en que nuestro nuevo producto llegue al mercado, estamos considerando la eliminación de impuestos distorsivos como establece la ley.

- ¿Entonces, están más pendientes por lo que sucede en el Congreso que en la economía?

- Nosotros decidimos hacer la nueva inversión en base a la eliminación de los impuestos distorsivos y a la cadencia del avance de la ley.

- Si el Gobierno cumple con la baja de impuestos, la inversión está garantizada.

- Exacto.

- ¿El nuevo modelo va a desplazar la producción del Cruze?

- Van a convivir los dos. Pero no sólo eso, nosotros vemos a la planta de Rosario como una planta que va a seguir recibiendo nuevos modelos.

- ¿Es posible el libre comercio con Brasil?

- El problema es la convergencia de la competitividad. Si la Argentina y Brasil logran converger su competitividad, es posible. Es interesante porque es un tema variable. Hay momento, como ahora, que la Argentina es más competitiva pero nadie espera que el desfasaje entre salarios y tipo de cambio se mantenga, con lo cual no es seguro que eso se vaya a mantener en el futuro. Y hay períodos en los que pasa lo contrario.

Si hay convergencia, no es una cosa imposible. Va a haber mucha presión para avanzar hacia un libre comercio. En ese caso, las inversiones pueden estar de un lado o del otro porque va a depender de incentivos fiscales o de otras cosas pero no hay razón por lo cual la Argentina no pueda competir de igual a igual.

 

 

Con información de www.iprofesional.com

Te puede interesar