Peronismo no K: tres candidatos de gira y un acto por el 17-O

POLÍTICA Por
Urtubey, Massa y Pichetto con actividad paralela. Otro grupo arma su 17 de octubre en Tucumán.
PERONISMO NO K

Pudieron ser seis, fueron cuatro. La foto peronista de Juan Manuel Urtubey, Sergio Massa, Miguel Angel Pichetto y Juan Schiaretti estuvo a un tris de ser más numerosa pero aparecieron un veto y varios desencuentros.

Juan Manzur, gobernador de Tucumán, y Florencio Randazzo figuraban en el borrador original. Pero Schiaretti puso reparos sobre Manzur, que había sido propuesto por Massa y Pichetto, y algunos planteos del ex ministro del Interior no cayeron bien entre los cumbristas.

No casualmente, a la misma hora que el cuarteto PJ se reunía -y posaba- en las oficinas de un consultor en Retiro, Manzur y Randazzo tomaban un café y despotricaban a coro en la Casa de Tucumán, en el microcentro porteño.

Sobre esa dualidad, el peronismo no K hará sus movimientos. Urtubey, Pichetto y Massa tendrán, esta semana, el primer despliegue simultáneo: el salteño estará en Chaco con Domingo Peppo, el senador bajará a San Martín con el ex peronista PRO Carlos "Tato" Brown pero "saludará" al intendente local Gabriel Katopodis, y el tigrense estará, entre otros destinos, en la agitada Moreno.

En paralelo, junto a un puñado de gobernadores y jefes sindicales, Manzur prepara un encuentro para el 17 de octubre, fecha "patria" del peronismo. El vocero de esa cumbre fue Luis Barrionuevo y aparece, hasta acá, con más perfil sindical que partidario.

Será en Tucumán y, sin decirlo abiertamente, apuesta a ser un contrapeso del "Grupo Retiro" aunque Manzur anota como posibles asistentes a Pichetto y Massa.

Las agendas del tigrense, Urtubey y Pichetto estaban escritas de antemano pero ahora operan en otra lógica: la acordada el jueves pasado referida a moverse como terminales de un mismo dispositivo político.

Vendrán, luego, los actos compartidos entre dos o más dirigentes. El jueves pasado, como primer bosquejo, se definió que durante octubre la prioridad será la cuestión legislativa y que la próxima foto conjunta está planeada para noviembre pero todo se puede precipitar.

En ese tiempo, buscarán sumar sumar a otros jugadores, sobre todo del club de gobernadores peronistas. Algunos, el viernes, posaron en bloque en La Rioja. Rogelio Frigerio, que hizo un viaje express para compartir un evento con Manzur, Gerardo Zamora (Santiago), Sergio Uñac (San Juan), Sergio Casas (La Rioja) y Lucía Corpacci (Catamarca) fue testigo del clima entre esos peronistas.

El fin de semana, hubo charlas entre algunos de los "cuatro" y los que estuvieron en la foto riojana, para apurar un encuentro. Tarde o temprano se dará: tarde o temprano, se pondrá sobre la mesa el menú de "cuestiones" por resolver. Aparecen, a grandes rasgos, tres ítems:

 # Vínculo con el kirchnerismo. El cuarteto PJ definió como regla irrevocable moverse al margen del dispositivo K y no establecer ningún tipo de relación. Eso supone, de facto, dividir el mapa político y electoral en tres porciones, dos de las cuales ya tienen identidad y volumen: macrismo y cristinismo. Pero varios gobernadores deben ordenar la interna de sus provincias -lo que implica incluir a los K- lo que potencia el criterio general de que no se puede excluir a todo el espacio cristinista ni, mucho menos, a sus votantes. Manzur, Uñac y, entre otros, Zamora, han planteado su distancia con la ex presidente pero prefieren, al menos en el relato, plantear una idea de unidad panperonista. "No podemos ser sectarios", dicen.

# Relación con el macrismo. El Grupo Retiro expresó durante los dos primeros años de gobierno de Cambiemos al peronismo amigable y "colaborador", y una de las referencias públicas para refutar las acusaciones es decir que "le votamos todo". El tono crítico de estos últimos meses, se lee en el PJ como un intento de "desmacrizarse". Los gobernadores que estuvieron en La Rioja, aun apoyando, siempre tuvieron un tono más distancia de la Casa Rosada.

 # Tiempos. Una de las quejas que se escuchó en estos días fue sobre la oportunidad y el método: porqué una foto de cuatro, porqué una foto y no, antes de eso, una discusión entre los dirigentes para acordar un plan de acción. Sin embargo, luego de la foto de Retiro, hubo varias postales peronistas y seguirán apareciendo en estos días.

 

 

Con información de www.totalnews.com.ar

Te puede interesar