Victoria Donda: "Elena Highton de Nolasco manipuló información privilegiada para su provecho"

POLÍTICA Por
La diputada pidió el juicio político contra la jueza de Corte Suprema
0000199550

Luego de presentar un pedido de juicio político contra la jueza de Corte Suprema Elena Highton de Nolasco, la diputada Victoria Donda habló con InfobaeTV sobre los manejos de la magistrada y explicó por qué acudió a esta medida.

La acusación se basa en que Nolasco habría usado información confidencial para mantenerse en su cargo una vez cumplidos los 75 años. Para hacerlo, promovió un recurso de amparo en febrero de 2017 cuando aún tenía 74 años -cumplió los 75 en diciembre de ese año- para que, invocando el precedente de Carlos Fayt, se le permitiera continuar como jueza del máximo tribunal.

A continuación, la entrevista completa

— ¿Nos cuenta por qué pedís juicio político a Elena Highton?
 
— Sí. Primero quiero decir que fue el año pasado que presentamos este pedido de juicio político. Entre otras faltas, la más grave es haber utilizado información confidencial sobre el fallo, sobre un fallo que iba a salir en el 2017 de la Corte para beneficiarse ella.
— Sería bueno recordar que la nueva Constitución… Nueva, digamos, ya tiene unos cuantos años, del ´94, prevé que todo juez debe jubilarse a los 75 años.
— La nueva Constitución, por la que Highton de Nolasco jura cuando asume su lugar en la Corte Suprema, dice que después de los 75 se tienen que retirar. Ella jura sobre esa Constitución Nacional. En su momento, la Corte falla en el caso Fayt, la inconstitucionalidad, la inaplicabilidad de ese artículo en el caso (Carlos) Fayt. ¿Por qué? Porque Fayt fue previo a la modificación que luego se introduce en el ´94 en la reforma de la Constitución. ¿Qué es lo que ocurre? Hay un nuevo caso, un caso acerca de otro juez…
— (Leopoldo) Schiffrin.
— Schiffrin. La jueza sabía que la Corte iba a entender en ese nuevo caso y también sabía, o debió saber, cómo iban a votar cada uno de sus compañeros. Entonces, en el 2016, ¿qué hace? Introduce en el contencioso administrativo, en un juzgado contencioso administrativo, un reclamo para que la jurisprudencia sea aplique a su caso personal. Este juez del contencioso administrativo falla a favor de ella. El abogado del Estado no apela esa decisión y finalmente queda firme en función de información que ella debía haber manejado, para beneficiarse.

— Leyendo su pedido, hay varias irregularidades. Primero: que ella inicia una acción para que a los 75 años quedar protegida cuando todavía no los tiene. Ya de por sí sería como una suerte de "peligro abstracto", por decirlo de alguna manera, ¿no?
— Sí, una suerte de "peligro abstracto". Y en realidad lo que hizo fue manipular los tiempos para quedar protegida ante la eventualidad de que cumpla 75 estando en el cargo.
— Lo segundo, y más potente, corrígame, Highton pidió violar la Constitución por la que ella juró.
— Pide que se la proteja sobre… Digo, que se la proteja: que no se le aplique un artículo y ella juró sobre esa Constitución. Claro, ella cuando asume como jueza, la Constitución ya estaba reformada. O sea: ya decía que a los 75 no podés ser más juez. ¿Por qué nosotros hicimos este pedido? Porque creemos que las instituciones democráticas hay que defenderlas. Hay que defenderlas siempre. Entonces, si yo asumo un cargo con la ley que tengo, no puedo pensar que porque ahora la expectativa de vida aumentó hay que modificarla. Tengo que cumplir la ley que está. Entonces, la Constitución se tiene que cumplir como está y es la herramienta más valiosa que tenemos para defender la democracia.
— El agravante es que, como usted muy bien dice, sabiendo cómo circulaba el presente jurisprudencial en la Corte, ella consigue que casualmente haya un olvido. ¿Le parece un olvido casual el de no apelar el fallo de primera instancia del contencioso?
— Me parece, por lo menos, llamativo no apelarlo. Porque en general los abogados apelan este tipo de decisiones, sobre todo en casos que no eran iguales. Ella no entra al mismo tiempo que Fayt a la Corte. De hecho, es posterior su designación como jueza de la Corte Suprema. Por eso, precisamente, lo que nosotros pedimos en ese pedido de juicio político, es que se revise este accionar de la doctora. Con quien puedo coincidir o no en algunas de sus sentencias, pero que realmente creo que en este caso la manipulación de información es bastante obscena.
— ¿Siente que hay alguna vinculación entre esto y el cambio de decisión de Highton para proponer al Doctor (Carlos) Rosenkrantz como presidente de la Corte?
— No.

— No. ¿No le parece?
— No. Yo lo hice en noviembre del año pasado. Bueno, de hecho, la denuncia está a disposición de todos los medios de comunicación, y en ese momento yo no sabía cómo votaba ella. Es más: nunca tuve contacto personal más allá de algún acto en el que me pude haber cruzado con la doctora. Así que no, no tiene nada que ver.
— Lo pregunto porque el ex presidente del Colegio de Abogados, Jorge Rizzo, encontró en esto como una suerte de retribución del hecho de no haber apelado el cambio de presidente de la Corte que, ostensiblemente, de parte de (Elisa) Carríó era adversa a (Ricardo) Lorenzetti, ¿no?
— Bueno, pero esa gente quiere leer bajo el agua. Nosotros pedimos este juicio político el año pasado, en noviembre del año pasado.
— Abro un poco más la situación: ¿siente que el Gobierno tiene voluntad de transparencia institucional, en general, con el resto de las instituciones democráticas, y en particular con la Justicia?
— No, no me parece que tenga transparencia institucional. Bueno, empezando, este Macri presentó un decreto donde quería nombrar por decreto a los dos jueces de la Corte que luego asumieron reglamentariamente, sin el decreto. Pero los nombró por decreto, ¿te acordás?
— Sí, claro. Fue el decreto para ponerlos en…
— Bueno, ¡nadie que nombre por decreto a jueces de la Corte Suprema de Justicia puede querer transparencia institucional! Y la verdad es que cuando le preguntás a la gente de la calle si cree que en el Poder Judicial se imparte justicia, la mayoría te va a decir que no. Porque hoy es una de las instituciones más opacas que tenemos en cuanto a niveles de transparencia y de funcionamiento. Y esta es una de las cosas que tenemos que discutir: yo puedo, de vuelta, coincidir o no con el accionar de muchos jueces y juezas que nutren este Poder Judicial, pero tenemos que hacer un esfuerzo enorme para transparentarlo. Para transparentar organismos como el Consejo de la Magistratura, que tiene la suerte de decidir sobre el destino de esta institución. Y que, la verdad, casi nunca hablamos del Consejo de la Magistratura, ¿no?
— Totalmente.
— Ni cómo se maneja, ni quién lo maneja, ni cuántos son los fondos ni qué es lo que hace. Bueno, son cosas que hay que empezar a decir. Hay que empezar a pensar cómo construimos un Poder Judicial que le dé respuestas a la gente. Porque el problema, cuando hablamos de cómo se tiene que manejar o no una ministra de la Corte Suprema de Justicia, parece muy alejado de la vida diaria. Ahora, si vos sos jubilado y te recortan tu jubilación y vos creés que eso daña un derecho adquirido tuyo. Y vas a la Justicia y te va mal en primera instancia. Y después vas a la instancia superior y te vuelve a ir mal. Y, de repente, tenés un buen abogado porque tu hijo o hija trabajó mucho para ser abogada y te está representado muy bien. Y llegás a la Corte Suprema de Justicia y ahí tienen que decidir tu destino y qué es lo que pasa con tus ahorros y qué es lo que pasa con tu vida. Daña, lastima, si no tenemos fe en la Justicia. El Poder Judicial es la última balsa donde agarrarse. Cualquiera tiene para agarrarse cuando algo te va mal en la vida.
— Aparte, usted lo dice muy bien: parece alejado, parece como una suerte de tecnicismo. Digo, pero por ejemplo, se decidió el rebalanceo de las tarifas de todos los días. Está ahora, al borde de decidirse, el tema de los jubilados. Estuvo, hace no mucho, el tema de las prisiones domiciliarias de represores…
— Bueno: son jueces que, algunos de los que estamos hablando, votaron el 2×1, ¿no?
— Sí, claro.
— No sólo las prisiones domiciliarias. Digo, el 2×1…
— Por ejemplo…
—… votaron el 2×1. Entonces, algo que 24 horas luego, el sistema político les dijo que no. Y la sociedad sobre todo les dijo que no. Pero la Corte Suprema de Justicia, con el voto, entre otros, de Highton de Nolasco, votó el 2×1.
— Totalmente. El pedido usted lo presentó en noviembre del año pasado…
— Sí, del año pasado.
— A hoy, ¿hubo algún tipo de trámite de ese pedido?
— Lo empezaron a mirar. Evidentemente no, no es un… El pedido de juicio político no es un pedido que se haga expedito, digamos. Supongo que hay que irlo evaluando. No, no hubo ninguna respuesta aún.
— ¿Tuvo alguna reacción de ella? ¿Hubo algún tipo de…?
— No.
— ¿Nada?
— No.

— Siempre que nos acercamos a fin de año, con una situación social, ¿cómo está viviendo este momento en la Argentina?
— Con mucha angustia. La verdad es que me parece que es un momento de mucha tensión social, donde no hay respuesta para nadie, no hay respuesta para la gente. Donde, no sé… Yo soy una mina que voy al supermercado y cuando estás ahí la gente me pregunta: "¿qué hago?, ¿qué hacemos ahora?". Y la verdad es que no hay demasiadas respuestas para darles. Estamos a horas del tratamiento de un presupuesto, un presupuesto que es una verdadera vergüenza. Ya el presupuesto anterior se terminó casi, en 24 horas ya no tiene más presupuesto y bueno… La verdad es que este presupuesto que presentan es lamentable, cómo pretenden tomarnos el pelo. Votar a favor eso, creo que sólo le facilita el camino, este camino peligrosísimo que empezó el Gobierno, de ajustar a los sectores más postergados y a los sectores no sólo más humildes, sino sobre todo a los sectores medios a fin de cumplir las metas del Fondo (Monetario Internacional). Las modificaciones que se hacen en el Banco Central, el no admitir el decrecimiento que va a tener el país ni los niveles inflacionarios. Hoy estamos con un nivel inflacionario altísimo. Ni siquiera explicar muy bien cómo van a hacer para frenar una corrida del dólar, en el caso de que el dólar empiece a aumentar más allá de este acuerdo que firmaron con el Fondo y de las bandas que plantean de dólar, que va a estar flotando por ahí y que lo va a establecer el mercado en cuánto va a estar. No es lo mismo para una persona, para un empleado administrativo, para un médico, para un abogado de clase media: no es lo mismo un dólar a $34 que un dólar a $44. Ni hablemos si sigue subiendo. La verdad es que con mucha angustia. De hecho, de acá yo me voy ahora para Sarandí, para un barrio de Sarandí, donde es un barrio de clase media, obrero, pero que hicimos un relevamiento hace poco de nutrición y el 40% de los chicos está con mala nutrición. O por debajo de la línea de nutrición o por encima, en cuadros de obesidad, por comer sólo carbohidratos. Y esta mala nutrición de los chicos, lo que muestra es que hay hambre en la Argentina, por eso lanzamos la campaña contra el hambre. Va a ser un fin de año con mucha angustia para muchos.
— La inflación del 45%, por poner un número. La pobreza creciendo. El decrecimiento industrial a pesar de este eufemismo del ministro (Nicolás) Dujovne que es el "crecimiento negativo": o se crece o se decrece…
— (Risas)
— Digamos, ¿todo esto es errores o es un modelo?
— No, es un modelo. Es una concepción. Ellos están administrando bien para quienes tienen que administrar. Si vos tenés plata para invertir en LEBACs o en el dólar, vas a hacer plata. Digo, a (Luis) Caputo le fue bastante bien, me parece… No se va con saldo negativo de su gestión.
— Este es el modelo.
— Este es el modelo. Es modelo de administración para pocos. Están administrando y haciendo mucha plata para pocos: para los que fugan la plata afuera, para los que ganan la plata con el sistema financiero. Para pocos. O sea, este sistema no está hecho para el que quiere tener una fábrica de zapatos. Este sistema no está hecho para el señor que se puso una pizzería. Este sistema está hecho para el que apuesta la plata a la "timba financiera". Acá volvió la bicicleta, acá volvió el juego de aquellos que sólo se encargan de exprimir la riqueza del país en el sector financiero y para algunos otros pocos sectores muy ricos de la economía: el sector de la mega minería, el sector concentrando del agro, te diría, y cada vez más chico. Está hecho para muy pocos.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar