PJ inquieto: resistencia a Tinelli y una “contracumbre” con Cristina

POLÍTICA Por
Molestia de jefes “excluidos” y debate por el factor bonaerense. Tinelli, progresismo y sindicalismo duro.
ryxY5GcCM_930x525__1

Efecto dominó: una foto contagió otras fotos y el peronismo, bien entrenado en las conversaciones privadas y el secretismo, tuvo que salir a la superficie.

La postal de los 4 "alternativos" apuró una "contra cumbre" en La Rioja con cinco gobernadores, un flash de Felipe Solá con Domingo Peppo y una cita entre Sergio Uñac y Daniel Scioli.

El jueves, además, Juan Manzur recibió a Florencio Randazzo. Los dos están en el radar del "cuarteto" PJ y serán invitados a una cumbre, pero en ese café compartido hubo más tirrias que elogios.

El kirchnerismo habló vía Jorge Taiana, el ex evitista que opera sobre Cristina Kirchner para que rompa el "cerco" ultra K. "Dividir al peronismo es funcional a Macri", dijo el ex canciller. El fin de semana se apuró una gestión para que la ex presidente se vea con intendentes PJ bonaerense. Lo agitan, por separado, Martín Insaurralde y Verónica Magario.

La "foto" podría aparecer en estos días pero Cristina no quiere que esa reunión -que los intendentes le plantearon a Máximo Kirchner durante un asado en Lomas de Zamora el 14 de septiembre- se interprete como una acción reflejo por la instantánea peronista en Retiro.

La cita entre Manzur, el sanjuanino Uñac, Gerardo Zamora de Santiago, Lucía Corpacci de Catamarca y el anfitrión Sergio Casas, surgió por una cuestión regional pero, al final, se vio como un espejo.

"En La Rioja hubo más peronismo y más votos que en la foto del jueves", apuntó un operador PJ. Matemática aparte, refleja que a esos gobernadores les incomodó la exclusión. "¿Porqué no estuvieron Uñac. Manzur o Corpacci, gobernadores que ganaron en 2017, a diferencia de Juan Schiaretti y Juan Manuel Urtubey?", preguntó, malicioso.

Inquietó, además, la posterior aparición de Marcelo Tinelli, como jinete de ese bloque. "El peronismo no va a ir con Tinelli como candidato", trasmitió un hombre que enlaza a varios jefes territoriales.

Uñac y Manzur dijeron a sus entornos que no estuvieron en la foto porque no tiene proyecto nacional para 2019. Cierto o no, junto a Urtubey, Sergio Massa, Miguel Angel Pichetto, estuvo Schiaretti, que solo piensa en retener Córdoba. la carta federal del cordobesismo era José Manuel De la Sota.

Uñac, que por no renegar de Cristina, es el gobernador que mejor empatía logra con los alcaldes del conurbano, recibió a Daniel Scioli. El sanjuanino tiene agenda propia y empezó con un plan de "instalación nacional". Fantasea, con ser el peronista del interior poco conocido que aparezca sobre la hora. El Kirchner del 2019.

Manzur dijo que estará en una juntada con el cuarteto PJ pero advirtió que ese espacio debe sumar a sectores sindicales y poner un pie en la provincia de Buenos Aires.

El gran puzzle peronista tiene una pieza difícil ahí. "Con Randazzo y Massa en provincia no alcanza, hay que hablan con los minigobernadores" dijo a Clarín un gobernador.

Tinelli aparece como carta para ese territorio pero el conductor trasmite que si juega en política apunta a la presidencia. Hace meses, Eduardo Duhalde le sugirió empezar por la provincia. Ahora, en el grupo de los 4, reeditan esa hipótesis. 

Felipe Solá -que lanzó su autobiografía llamada "Peronismo, Pampa y Peligro"- pasó por el Chaco, se vio con Peppo y Jorge Capitanich, con libreto de unidad que incluye al kirchnerismo.

Peppo, al igual que Gustavo Bordet de Entre Ríos, sumarán al espacio "de centro" que arrancó el jueves pero se mueven con lógica propia: deben atender, además, la  interna de sus provincias.

En el peronismo no K del Congreso celebran la foto de los cuatro pero esperan que la postal se amplíe y empiece a tomar cuerpo una cuestión práctica: que los gobernadores PJ planeen sus elecciones locales en simultáneo a la presidencial.

 

 

Con información de www.totalnews.com.ar

Te puede interesar