Argentina acumulará dos años con rojo comercial por primera vez desde la convertibilidad

ECONOMÍA Por
El dólar alto todavía no alcanzó para revertir el desequilibrio por el intercambio de bienes. Prevén superávit para 2019
image59d5c3d67257b

La devaluación del peso argentino en 2018, la mayor desde la crisis de 2001 y 2002, no se traslada al intercambio comercial argentino, que todavía muestra altos números negativos.

El saldo comercial puede tender a reducirse con el correr de los meses, pero va a finalizar el año en rojo por segundo año consecutivo, algo que no ocurría desde la convertibilidad (bienio 1998-1999).

En los números de agosto, ya con un tipo de cambio en el rango de 30 pesos por dólar, el comercio exterior registró un déficit de USD 1.127 millones, el segundo más alto del año.

Según el INDEC, acumuló en los primeros ocho meses un balance negativo de USD 6.993 millones. Aunque no está claro si alcanzará en los 12 meses de 2018 el déficit récord de USD 8.471 millones de 2017, ya supera holgadamente los desequilibrios de 1994 (USD 5.751 millones) y 1998 (USD 4.943 millones de 1998).

La Argentina mantiene el registro de números negativos con sus principales socios comerciales. Alcanzó en los primeros ocho meses del año con los países del Mercosur, fundamentalmente Brasil, un déficit de USD 4.785 millones, que significó un aumento del 9,6% respecto de igual periodo del año anterior.

También registró déficit del intercambio con China por USD 6.262 millones entre enero y agosto, y con el grupo NAFTA (Estados Unidos, Canadá y México) por USD 2.559 millones y la Unión Europea por USD 1.882 millones en el mismo período.

Esta dinámica, inesperada por el tipo de cambio alto, respondió en parte al impacto de la sequía que afectó la producción agrícola. Mientras que las exportaciones de productos primarios se contrajeron 9,7% y las de manufacturas de origen agropecuario se mantuvieron sin cambios, las ventas de manufacturas de origen industrial aumentaron 12,5%, y las de combustibles y energía crecieron 80,7 por ciento.

Ecolatina pronostica que "en los próximos meses el peso de la producción agropecuaria entre las exportaciones totales se reducirá, dado que ya tuvo lugar la salida de la cosecha gruesa. Por lo tanto, las caídas de las exportaciones deberían revertirse e iniciarse un crecimiento de las mismas". La consultora prevé ventas externas totales por USD 61.000 millones en 2018, con un avance de 5% frente al acumulado 2017.

En cuanto a las importaciones, en ocho meses del año aumentaron 9,6% frente a 2017, impulsadas por bienes intermedios (+20,5% interanual) y combustibles y lubricantes (+25,4%).

Para Econométrica, "la estimación realizada indica que la economía asiste a una corrección acelerada del déficit comercial en el año en curso y que probablemente se observe un superávit comercial que podría alcanzar un valor próximo a 1,5% del PBI" el año próximo.

En 2018, siempre según supuestos de proyección, "el déficit comercial resultaría en USD 3.100 millones y se reduciría respecto del año previo de USD 8.500 millones", añadió el estudio de Econométrica.

Ecolatina proyecta que "2018 cerraría con un déficit comercial cercano a USD 5.000 millones", debido a que "en los próximos meses la tendencia negativa de las importaciones se agravará", principalmente por el efecto cambiario, para totalizar en el año cerca de USD 66.000 millones.

Equilibrio comercial recién en 2019

Las proyecciones coinciden en que el tipo de cambio alto que la Argentina va a sostener el año próximo, con una actividad económica todavía débil -que deprime el volumen de importaciones-, contribuirán a equilibrara las cuentas por el lado del intercambio de bienes.

"Dado que las dinámicas del cuarto trimestre se extenderán en 2019, a lo que se sumará un panorama más cierto en un Brasil pos-electoral, la recuperación del frente externo permitiría alcanzar un superávit en el intercambio de bienes en el año próximo", destacó Ecolatina.

Econométrica plantea interrogantes para el año próximo, como la magnitud del perjuicio sobre el comercio global de la tensión comercial entre los EEUU y China, así como la incertidumbre sobre una recuperación de la economía de Brasil, principal destino comercial de los productos argentinos. Aunque deja abierta la posibilidad a una vuelta del superávit comercial para Argentina, en torno a los 6.400 millones de dólares.

"Respecto de las exportaciones de 2019 se asume que la agroindustria exportaría similares volúmenes a los registrados dos años atrás –una hipótesis conservadora-. En cuanto a las manufacturas de origen industrial, se presume que continúan las tendencias actuales, incrementando el valor exportado en 5% aproximadamente", argumentó la consultora que destaca que las importaciones del próximo año permanecerán estancadas en los valores promedio de los últimos cinco meses de 2018.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar