Semana la que viene... para sentarse sobre los dólares, y mirar

OPINIÓN Por
Sumemos que el encargado de llevar adelante la enésima renegociación con el FMI sufre de ataques de pánico, agobiado por la carga de semejante tarea
hoy

 Argentina está atravesando un período crítico como no lo hacía desde hace mucho tiempo.

Tenemos no solo 1 sino varias crisis por resolver, y una es mas complicada que la otra.

Crisis Económica: No hace falta ahondar en demasiados detalles, solo con mencionar la inflación ingresando a "modo espiral", la caída diaria del peso y la falta de recursos alcanzan a modo de ejemplo.

 
Crisis Política: Pese a haber ganado en 2017 las elecciones de medio término, Cambiemos no logró mayoría en ninguna cámara legislativa, y ahora que necesita aprobar la Ley de Leyes (el Presupuesto Nacional), la oposición le maneja los tiempos y las condiciones. Con el agravante que, además, miente el Gobierno respecto de la meta de inflación, caída del PBI, entre otras pautas.

 
Crisis de Credibilidad: Han sido varias las promesas y ninguna de ellas se han podido plasmar en la realidad, mientras que el estado de cosas empeora, y siguen siendo los mismos actores quien se encargan de, tal como el pato criollo, mandarse una tras otra sin acusar recibo y pateando la pelota a factores externos, golpes de mercado y lo discursos de manual ya conocidos para evadir la propia responsabilidad.

 

 

 

Sumemos que el encargado de llevar adelante la enésima renegociación con el FMI sufre de ataques de pánico, agobiado por la carga de semejante tarea para alguien que, tal como sostuvimos, no está a la altura de las circunstancias.

Crisis de Gobernabilidad: El jueves 13/09 Elisa Carrio por el canal TN (Todo Noticias) dijo todo lo que debiera decir el Presidente de la Nacióny, para colmo de males, ella dijo algunas barbaridades que, en lugar de confianza, generan espanto.

Ernesto Sanz, radical, aturde con su silencio luego del pasado fin de semana, y la UCR en general se debate en fuertes cruces internos acerca de soltarle o no la mano a la coalición Cambiemos.

Crisis Social: $40.000 millones más pero la calle está sitiada por cortes y marchas permanentes con el peligro de perderse el control.

Mientras todas estas crisis van prosperando, aparecieron algunos académicos a nivel nacional con buenas intenciones (vale aclararlo) con propuestas a las que se han sumado bancos de inversión, diarios especializados y economistas destacados a nivel internacional (estos con no tan buenas intenciones), para darle un toque de mayor dramatismo, hablando con soltura de cuerpo de dolarizar la economía, hacerla bimonetaria y hasta algunos se han atrevido a mencionar volver a unanueva convertibilidad.

Y -por qué no- agregar también atar al peso contra una canasta de monedas que sean con las que mayor intercambio comercial tenemos, generando un índice promedio en base al porcentaje de exportaciones e importaciones. Si es por "tirar ideas", tiremos todos. No hay problema, el drama es llevarlas a la práctica, y no vamos a perder demasiado tiempo en explicar las inconsistencias, ya lo harán otros. Pero sí acotar que, en todos los casos, con la actual realidad socioeconómica son una entelequia sólo mencionarlas.

Dicho esto, el apriete de parte del FMI que previmos no se hizo esperar, para que no queden dudas mientras su delegado, Roberto Cardarelli, llegaba a nuestro país. Madame Christine Lagarde le declaraba al Financial Times que sin una propuesta seria, el acuerdo estaba en veremos. El viernes 14/09 subió la apuesta y los US$ 3.000 millones que debieran llegar el lunes 17/09 los trabó hasta tanto se arribe o no a un nuevo acuerdo de partes.

Ahora bien, ¿que pasaría si, finalmente, llegan los anticipos de 2018 y 2019?

En 2020 tendríamos un agujero negro con los mercados cerrados y solo Dios sabe bajo qué conducción política.

Pero, si llegaran esos fondos, ¿Argentina pasaría de punto a banca?

¿Acabaríamos con la inflación...?

¿Pasaríamos de la recesión al crecimiento...?

¿El tipo de cambio se estabilizaría en estos valores...?

¿Recuperaríamos la confianza de los mercados, sabiendo que en agosto de 2019 los mercados se van a anticipar pensando que en el 2020 reestructuramos la deuda o directamente caemos en cesación de pagos....?

¿Le darían los tiempos a Cambiemos para llegar a Octubre de 2019 con una economía fortalecida....?

Y la respuesta a todos estos interrogantes es una sola, definitivamente NO.

 Sólo estamos pidiendo al FMI que nos adelanten los fondos, ahogando a los agentes económicos con mayores impuestos, retenciones, aumento de tarifas, licuación de salarios y aumento del desempleo, pobreza producto de la recesión e inflación ¿para qué...?

¿Cuál es el objetivo de, en apenas 3 meses incumplir y de nuevo volver a pedir socorro de última instancia....?

Y estos 2 interrogantes también tienen 1 sola respuesta: que el Plan Durar dure hasta donde pueda. A mi juicio, no es razón suficiente para someter a la ciudadanía a un ajuste brutal.

La semana terminó con el BCRA jugando una pulseada contra el mercado y anunciando las siguientes medidas desesperadas para la semana entrante, a saber:

1. En la próxima licitación a realizarse el 18/9/2018, el Banco Central ofrecerá hasta $150.000 millones de LEBAC para ser suscriptas por participantes no bancarios contra un vencimiento estimado de $300.000 millones en manos de los mismos.

2. Nuevamente, las entidades bancarias sólo podrán participar en las licitaciones primarias de LEBAC por cuenta y orden de terceros no bancarios.

3. Para las entidades bancarias el Banco Central ofrecerá Notas del Banco Central (NOBAC) a 1 año de plazo y Letras de Liquidez (LELIQ). Estas últimas se consolidarán como el principal instrumento de esterilización del BCRA.

4. Simultáneamente, el Ministerio de Hacienda ofrecerá Letras del Tesoro, que servirán como alternativa de inversión en pesos para todos los participantes.

5. Tal como ya fuera informado, el BCRA y el FMI han acordado modificaciones al programa que permiten la disponibilidad de recursos adecuados en moneda extranjera para asegurar el buen funcionamiento del mercado de cambios a lo largo de esta operación. En el caso que sea necesario, el BCRA ofrecerá dólares de sus reservas mediante subastas.

6. Finalmente, para garantizar un ordenado proceso de reducción de LEBAC, el BCRA anuncia el incremento en 5 pts. de los encajes obligatorios a partir del miércoles 19/09/2018, permitiendo la integración de dicho incremento en Notas y Letras del Banco Central para el caso de los depósitos a plazo. El BCRA estima que la integración de encajes, tanto nuevos como por re-intermediación bancaria (aproximadamente $ 150.000 millones), la colocación de Letras del Tesoro, y la venta de divisas, representarían una absorción monetaria mayor a la cancelación parcial de LEBAC, resultando una contracción proyectada de la liquidez del mercado de hasta $ 100.000 millones.

De estos 6 anuncios, sólo 1 es realidad: los 5 puntos de suba de encajes, los restantes son meros deseos.

A esta altura de los acontecimientos y antes de que sea aún más tarde, algo hay que hacer y ya, se requiere decisión política, renovación de rostros y, sobre todo, un cambio de timón con la estrategia macroeconómica.

En lugar de tratar de agarrar a contrapié al mercado -ha quedado demostrado que el Gobierno va siempre detrás de los hechos-, ¿por qué no intentar agarrar a contrapié a la política...?

Suspender hasta nuevo aviso la renegociación con el FMI o bien explicar que, en virtud de la delicada situación general y a los efectos de generar un cambio, el Gobierno resuelve anticipar para marzo 2019 la fecha de las elecciones generales, o incluso antes.

Ya que el Presidente ha decidido mantener -contra viento y marea- a Marcos Peña y Jaime Durán Barba, los ganaelecciones; y atento a que cada semana que pase la devaluación, la inflación, y la recesión, van a impactar con cada vez mayor fuerza sobre el electorado, corriendo el riesgo de hasta ingresar en un proceso anárquico (que muy mal no les vendría a los 'Cuaderno Boys'), ¿por qué no?

Quemar las naves: si ganara las elecciones la actual Coalición, tenemos 4 años para reconstruirla, y si se pierden será la oposición quien se ocupe de negociar con el FMI y reconstruir una país que Cambiemos recibió en Coma 4, y que se ocupó de mantenerlo en Coma Farmacológica a pura morfina.

Si Cambiemos ganara, el mundo tendrá certezas de continuidad, y si Cambiemos perdiera volveremos al punto donde hoy estamos -o peor aún si dejamos pasar el tiempo-.

En su momento describimos un proceso de deterioro que se desarrollaría casi de manera inevitable.

Dijimos:

> Corrida Bursátil:  tuvimos y la tendremos con mayor profundidad.

> Corrida Extrabursátil: los bonos rebotaron una par de semanas, pero cuando se depende de un acuerdo sin fecha cierta ya sabemos su recorrido.

> Corrida Bancaria: hasta ahora fue incipiente, la semana entrante será evidente.

Tratemos de evitar, entonces, el Colapso Económico, Colapso Social, Cesación de Pagos y Pacto de Olivos 2.0

El delicado momento requiere de actos de grandeza y conciencia ciudadana.

En términos de mercados de renta variable y la fija local, el rebote ha finalizado, subirá el tipo de cambio pero las cotizaciones comenzarán el típico proceso de retraso, la licuación.

Brasil nuevamente anunció swaps para morigerar la depreciación del Real, las elecciones están bravas y las especies brasileras muy baratas: tienen casi todos los escenarios descontados, pero si el mundo decide corregir, éstas también van a acompañar y serán aún más atractivas.

Donald Trump sumó US$ 200.000 millones en aranceles a China, la guerra comercial se recalienta, y es malo para emergentes. India es el mejor ejemplo de cómo se deprecia muy rápidamente su moneda.

Semana la que viene... para sentarse sobre los dólares, y mirar.

Urgente24

Te puede interesar