Prisión para un hombre que provocó destrozos en la sede de la PNA

PROVINCIALES Por
Se trata de Daniel Gerardo Vega a quien se le impuso una pena a 13 años y seis meses de prisión. El cómputo surge de la unificación con una condena anterior que estaba cumpliendo como autor de un homicidio calificado que cometió en 2009. También fue declarado reincidente y deberá abonar 9.370 pesos para reparar el daño material que causó.
Foto-fiscal-Nuzzo

Un hombre de 31 años identificado como Daniel Gerardo Vega fue condenado como autor de los delitos de daño agravado, desobediencia e incendio doloso (todo en concurso real), a raíz de destrozos que provocó en la celda en la que estaba alojado en la sede de la Prefectura Naval Argentina (PNA) en la ciudad de Santa Fe. Así lo resolvió el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sergio Carraro, en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos, y que se llevó a cabo en los tribunales de la capital provincial.

La fiscal que investigó el caso es María Lucila Nuzzo, quien aclaró que “el monto de la pena resultó de la unificación con una condena anterior que tenía Vega como autor de un homicidio calificado por el empleo de arma de fuego cometido en enero de 2009”. En tal sentido, Nuzzo explicó que “el condenado fue declarado reincidente y, además, deberá pagar un total de 9.370 pesos en efectivo como reparación del daño material que causó”.

“Vega admitió expresamente su culpabilidad en los hechos y manifestó su conformidad con la calificación legal atribuida, la pena y la reparación económica del daño”, agregó la fiscal.

Rotura e incendio

“Los hechos ocurrieron minutos antes de las 16:00 del domingo 21 de enero. Vega estaba alojado en una celda ubicada en las instalaciones de la Prefectura en la zona portuaria de la capital provincial”, indicó la fiscal. “Si bien fue trasladado por infracciones a la ley 23.737 –de jurisdicción federal–, se nos dio aviso en el MPA porque Vega cuenta con antecedentes penales condenatorios a raíz de una pena que le impuso la justicia santafesina como autor de un homicidio, y en el marco de la cual había accedido a la libertad condicional”.

Nuzzo relató que “en un determinado momento, Vega rompió el elástico de la cama que tenía en la celda, y con las maderas que obtuvo rompió los vidrios del ventanal ubicado a unos tres metros de altura”. La fiscal añadió que “siempre actuó haciendo caso omiso a las ordenes que le impartían tres prefectos que también le requerían que depusiera su actitud”.

“Además, luego de romper los vidrios, el condenado prendió fuego de manera intencional dos colchones y las maderas de las camas que estaban en el interior de su celda, lo que produjo un vasto foco ígneo y gran peligro para los bienes materiales”, concluyó.

Con información de www.notife.com

Te puede interesar