LA EMPRESA DE LA CONCHA FUE LA PRIMERA EN AUMENTAR

La suba del dólar ya se traslada a los precios y las naftas aumentaron hasta un 12%. El incremento se debió, además, al impuesto a las transferencias y el precio del barril de petroleo.
hoy
Pizarra de la Shell de Ruta 34 ayer Sábado por la noche

La escalada del dólar y la suba del precio del barril de petroleo -que trepó a cinco dólares- impactó de lleno en el valor de los combustibles. La nafta y el gasoil aumentaron este sábado entre un 2 y 12 %, según estimaciones de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y afines de la República Argentina (CECHA).

El incremento en los combustibles respondió a una carga impositiva establecida por la Ley 24.430 y la turbulencia económica provocada por la escalada del dólar, que cerró a $38, según el promedio de entidades bancarias que realiza el Banco Central (BCRA). El impuesto representó un aumento promedio del 2 % en naftas y el diésel.

"Hasta el momento la única compañía que aumentó fue Shell, que aplicó subas de entre el 11 y 12 por ciento, que ya incluye la actualización del impuesto. Estamos a la expectativa de lo que suceda con el resto de las compañías, pero creemos que es inminente el aumento", expresó a TN.com.ar Carlos Gold, presidente de CECHA.

En ese sentido, el titular de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos, aseguró que la suba en el resto de las empresas "podría darse entre la noche del sábado y el domingo". Solo con el incremento correspondiente al impuesto, el litro de nafta súper YPF pasó de $29,60 a $30,34, mientras que la Infinia saltó de $35,65 a $36,42.

En cuanto al gasóil, el precio del litro pasó de $25,94 a $26,38, lo que implica una suba de 1,6 por ciento.

Pese a los recientes incrementos, desde CECHA estiman que aún resta un tramo de recomposición del precio de las naftas y el diésel. "Antes del aumento de Shell, existía un atraso de entre un 25 y 30 por ciento en los combustibles súper y el gasóil común. Tras la suba que tendrá lugar de forma inminente creemos que el atraso se reducirá en un 12 por ciento. En las premium, se estaba un 12 por ciento abajo que, con este número aumento, se estaría en un equilibrio", sostuvo Gold.

Sin embargo, el complejo contexto económico podría traer más problemas. Es que la suba de precios afecta la rentabilidad de las Estaciones de Servicio, que según un estudio de CECHA, una boca de expendio en la Capital Federal necesita despachar, como mínimo, 370 mil litros mensuales para subsistir.

Redacción

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar