Venado Tuerto debe vender caños comprados para una obra que Nación recortó

PROVINCIALES Por
Desde Nación dieron de baja la obra para el Gasoducto Regional Sur, y la municipalidad, que ya había comprado los materiales para su ejecución, deberá salir al mercado a venderlos para poder devolver el dinero que le exigen desde el ministerio de Energía nacional
2-de-junio-12.jpg_501420591

El gobierno nacional ajustó otra obra de infraestructura. Ahora el recorte recayó en el Gasoducto Regional Sur (GRS), que iba a beneficiar a ocho localidades del sur santafesino. Eliminó la partida presupuestaria pendiente para este año y borró de toda previsión de recursos para 2019. La decisión de Nación complicó al municipio de Venado Tuerto, que ahora debe reintegrarle al Ministerio de Hacienda los dineros asignados para esta obra y que el gobierno local había invertido en compra de caños para el gasoducto.

Ahora la administración del intendente peronista José Luis Freyre debe salir al mercado como cualquier hijo de vecino y vender esos caños para poder devolver a Nación 65 millones de pesos.

El anuncio del fin de la obra que beneficiaría a ocho localidades del sur santafesino con la ampliación de 1.800 bocas de gas, llegó por el Ministerio de Energía de la Nación. Fue en una reunión celebrada por esa cartera con el Intendente Municipal, José Freyre, el secretario de Gobierno, Jorge Lagna y el secretario de Obras Públicas, Pablo Rada. La intendencia de Venado Tuerto deberá devolver el dinero invertido en los caños que se iban a utilizar para su ejecución; unos 65 millones de pesos.

Rada comentó que "lamentablemente, esta obra se termina de cerrar, y ahora lo que tenemos que hacer —porque se ha presentado en tiempo y forma la documentación, y el municipio ha cumplido con todo lo requerido de parte del Ministerio— es darle un cierre administrativo a la obra, que es donde se nos genera el mayor problema". 

"Tenemos que empezar a pensar en cómo vamos a devolver el dinero que el Estado nacional nos asignó, cerca de 65 millones de pesos, porque si bien el Estado recibió y certificó la totalidad de la compra de los caños, en el día de hoy la Nación no nos va a recibir los caños como contraprestación, y sí nos va a exigir devolver el dinero", detalló el funcionario municipal.

Seguidamente subrayó: "Tenemos un as de espada que es que los caños hoy valen el doble". Es que los caños se compraron con un dólar entre 9 y 15 pesos, y hoy el dólar supera los 30, y Nación exige devolver el valor nominal, es decir, los casi 65 millones de pesos. Pero Rada asegura que de todos modos "es muy difícil que un municipio pueda salir a vender caños que estaban destinados para una obra específica".

Otra solución posible que remarcó Rada, es que sea la misma empresa que se los vendió, quien ahora se los compre: "Aprovechamos y nos juntamos con la gente de Tenaris y pusimos a disposición los caños".

Finalmente aseguró que paralelamente se intentará hablar con el gobernador, para ver si a través de la empresa provincial de gas se puede ejecutar la obra que es de relevancia para el sur de Santa Fe.

Con información de www.rosarioplus.com

Te puede interesar