Basura en caminos rurales: municipio y oposición sin ideas

OPINIÓN Por
Si bien la falta de respeto de algunos vecinos es la principal causa del problema, el Municipio debe dejar de lado la necedad y tomar cartas en un asunto que no es nuevo. La oposición propone una solución, pero la complejidad la hace poco viable. Hay un camino intermedio, el agujero del mate aún por descubrir para la clase política
Castellano Sprayette

La Municipalidad de Rafaela realiza tareas de limpieza en caminos rurales de la ciudad atestados de basura y trata no solo de maquillar el problema, sino de vender su accionar como una conducta pro activa, a la vez que remarca la existencia de programas que evidentemente no funcionan como deberían.  

Si bien el mayor porcentaje de responsabilidad está en cabeza de los vecinos, el Municipio no puede quedarse de brazos cruzados viendo como el problema se generaliza en el sector este de la ciudad. 

La Municipalidad se sigue pavoneando de programas ya implementados, pero que, por lo visto, no han sido del todo efectivos. Castellano es especialista en vender productos de dudosa utilidad, y de no conseguir un cargo en las próximas elecciones ya tiene un puesto asegurado en Sprayette.

Los puntos verdes móviles han fallado, no están ahí cuando el vecino necesita desechar algún tipo de residuo especial. La Estación de Residuos Clasificados queda completamente a trasmano.

Por otro lado, la oposición propone instalar una nueva Estación de Residuos Clasificados en la zona este de la ciudad. Un gasto enorme e innecesario. La oposición con chequera es más peligrosa que mono con navaja. Punto para Castellano. 

El punto verde debe dejar de ser móvil y pasar a ser permanente en sectores estratégicos de la ciudad, una medida que las grandes y medianas ciudades vienen implementando desde mediados de siglo pasado, y los vecinos infractores deben ser multados.

El agujero del mate ya se inventó, sólo que la clase política de Rafaela no sabe aún donde va la bombilla. 

Te puede interesar