Rosario: quiosqueros quieren extender la venta de alcohol más allá de las 23

PROVINCIALES Por
Los quiosqueros solicitaron en el Concejo que se les extienda el límite marcado por el horario de las 23 para la venta de alcohol a mayores, con el argumento que el consumo no bajó.
0024186259

Los quiosqueros solicitaron en el Concejo que se les extienda el límite marcado por el horario de las 23 para la venta de alcohol a mayores, con el argumento que el consumo no bajó. En simultáneo, los patovicas propusieron alargar el horario de funcionamiento de los boliches en Rosario. Y en paralelo aplicar un límite para el ingreso de los jóvenes a bailar, no más allá de las dos de la madrugada.

La nueva ordenanza de nocturnidad que analiza el Concejo atrajo ayer a los representantes de dos sectores, uno nucleado en un sindicato (el de los patovicas o "controladores de admisión") y otro en una cámara, la de los quiosqueros. Ambos grupos lograron ser escuchados por los ediles integrantes de la estratégica comisión de Gobierno.

Los patovicas, nucleados en Sutcapra (Sindicato Unico de Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia) propusieron "utilizar la experiencia de la ciudad de Santa Fe que puso un horario tope de ingreso" a los boliches, "las dos de la mañana", y extender el cierre a las seis (actualmente opera a las cinco).

La nueva franja horaria, expusieron, ahogaría tanto las "previas" armadas por los jóvenes en otros espacios como a la vez neutralizaría cierta concurrencia a los "after"; que es "donde nuestros compañeros se encuentran expuestos a la violencia por altercados originados en el consumo de alcohol y de sustancias", según se escuchó.

A la vez, mencionaron "la falencia del transporte público, con pobres frecuencias para que los jóvenes regresan a sus hogares, quienes, debido a los controles de alcoholemia, optan cada vez más por el taxi y los colectivos".

Alcohol cero en debate

Ligado a la cuestión de la noche, los integrantes de la Cámara de Quiosqueros solicitaron que se les extienda el límite marcado por el horario de las 23 para la venta de alcohol a mayores.

"Está demostrado que el consumo no bajó, consecuencia de que los chicos se proveen en las cadenas de supermercados abiertas a las 22, entre otras cosas", plantearon.

"Llenan los changuitos de bebidas, además del hecho de que los restaurantes venden, también las cervecerías y hasta el reparto. Injustamente, los únicos que pagamos somos los dueños de los quioscos", se quejaron.

La norma en cuestión fue sancionada hace ya 14 años, en el año 2004. Fue impulsada por el entonces concejal justicialista Agustín Rossi y prohíbe la venta de alcohol en Rosario entre las 23 y las 8. Sólo permite el expendio en bares, restaurantes y disco.

"El proyecto no pretende resolver el tema del alcoholismo, sino que intenta aportar al ordenamiento de la noche en Rosario", dijo Rossi, tras lo cual señaló que se buscaba "que se cumpla la restricción de la venta de bebidas alcohólicas a menores".

Con información de www.lacapital.com

Te puede interesar