La onda expansiva de los cuadernos llegó a la Bolsa local y en Wall Street "sufrieron" los bancos argentinos

ECONOMÍA Por
El Merval cayó 4% y hubo más rumores, pero el dólar cerró estable. El riesgo país volvió a subir
galeria-wall-street-4

Operar en los mercados financieros argentinos, se ha convertido en una profesión de riesgo. Es improbable que, en otras latitudes, sucedan tantos acontecimientos relevantes en un día.

Mientras la Bolsa se derrumbaba casi 4%, el Banco Central endurecía su tasa de interés. Si bien cambió la tasa de referencia, la nueva modalidad le permite tener un mayor control sobre el mercado y en los hechos reales, al tomar de referencia una tasa a 7 días, hay un leve encarecimiento encubierto del costo del dinero.

Adoptar la tasa de las Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días, que es solo para los bancos y está en 40% anual, le simplifica al Banco Central la tarea porque hay demasiadas tasas Lebac.
El mercado cambiario, intentaba tomar un rumbo, mientras observaba como se derrumbaba la Bolsa por las revelaciones del cuaderno que alcanza a figuras importantes del sector financiero y empresario. Los rumores pusieron más dramatismo a la situación, en particular cuando aparecieron nombres –ciertos o no– de hombres de negocios de otros sectores que serían llamados a declarar en los próximos días.

Ante estas circunstancias, el dólar al público en bancos y casas de cambio, llegó a bajar 12 centavos, para luego subir y terminar un centavo abajo en $28,03. El cambio de tendencia se dio porque esperaron hasta último momento para ver si la caída de la Bolsa encontraba un piso. Como el mercado cambiario cierra a las 15.00 y la Bolsa a las 17.00 no pudieron saber cómo sería el final de la rueda y decidieron cubrirse.
En la plaza mayorista, donde se negociaron tan solo USD 491 millones, el dólar abrió a $27,46 pero a las 11.30 bajó a $27,24. Cuando se acercaba el cierre y parecía que iba a terminar en $27,29, aparecieron compradores de último momento que lo elevaron a $27,40, cinco centavos por encima de la rueda anterior.

En la licitación de USD 50 millones diarios que hace el Banco Central por cuenta del Tesoro, el precio de corte fue de $27,2380, un centavo por debajo del lunes. En la plaza marginal, casi sin operaciones, el "blue" quedó sin cambios en $ 28,30.

Reservas, Bolsa y ADRs

Las reservas cayeron USD 36 millones. La revaluación de las principales monedas frente al dólar y la suba del oro, permitieron ganar USD 65 millones. Las salidas de divisas fueron para cancelar USD 12 millones con organismos internacionales y 1 millón con Brasil.

La bolsa a todo esto, comenzó un derrotero de baja que se fue acentuando a medida que avanzaba la rueda. El índice Merval de las acciones líderes, que comenzó con una baja de 1,41% terminó desplomándose 3,84%, cerca del nivel más bajo del día de -3,95%.
El monto de negocios creció a $638 millones, lo que muestra una decisión indudable de salir del mercado porque ven que el escándalo de los cuadernos avanza. A cada instante aparecen nombres insospechados. Si bien nadie sabe cuáles serán las consecuencias económicas de las empresas involucradas, no hubo inversores dispuestos a asumir riesgos. Los fondos de inversión comenzaron a deshacer posiciones.

Banco Macro (-7,77%) encabezó las bajas. Distribuidora de Gas Cuyana (-6,73%), Metrogas (-6,72%) y Ternium (-6,10%) estuvieron entre las más afectadas.


En Wall Street, los ADR's argentinos, también padecieron el derrumbe. Estos certificados de tenencia de acciones que cotizan en dólares, soportaron bajas generalizadas con excepción de Tenaris del Grupo Techint que subió 1,08%.

Las mayores caídas correspondieron a los bancos. Macro perdió 7,94%; Francés, 7,12%; Galicia, 5,81%; y Supervielle, 4,34%.

Los bonos de la deuda padecieron la inestabilidad. Se negociaron $ 13.256 millones, casi el doble que la rueda anterior. El Bonar 2024, el título en dólares de referencia perdió 0,24%. Las tasas de Lebac más corta, la de 8 días, voló. Subió de 48,25% a 49,80%. Las demás quedaron en calma.

El riesgo país fue lo más expresivo del día. Subió casi 2% a 593 puntos básicos (+10 puntos). Está en el nivel más alto desde el 2 de julio pasado.

El día a día se hace imposible de prever. La fuerte suba de tasas, el derrumbe de la Bolsa y la "estabilidad" del dólar, son una madeja difícil de descifrar. Cuando suceden estas situaciones, el primer movimiento es cubrirse.

Fuente: Infobae

Te puede interesar