La llave del Gobierno para designar en un tribunal clave a uno de los jueces que condenó a Amado Boudou

POLÍTICA Por
La Cámara de Casación no puso objeciones para que Pablo Bertuzzi pase a la Cámara Federal. Era el aval que el macrismo esperaba y ahora intentará su aprobación en el Consejo de la Magistratura
juez-Pablo-Bertuzzi-2-1

El macrismo encontró la llave para designar a Pablo Bertuzzi, uno de los jueces que ayer condenó y detuvo al ex vicepresidente Amado Boudou en el caso Ciccone, en un tribunal clave como la Cámara Federal, donde se definen los casos de corrupción. La Cámara Federal de Casación Penal no puso objeciones al traslado del juez del Tribunal Oral Federal (TOF) 4 a la Sala I de la Cámara Federal.

Con ese aval, los representantes del oficialismo intentarán ahora aprobar en el Consejo de la Magistratura de la Nación el pase de Bertuzzi.

Hasta ahora el macrismo había encontrado obstáculos. Por un lado, la Cámara Federal, por mayoría, había rechazado el pase. Y el peronismo había pedido modificar el reglamento de traslados para ponerle más condiciones.

Con esas resistencias no podía avanzar. Por eso el oficialismo recurrió a Casación para tener una aprobación, algo que no había hecho con los traslados de otros jueces.


Los jueces de Casación Mariano Borinsky, Diego Barrotaveña, Carlos Mahiques, Angela Ledesma y Eduardo Riggi -los presidentes de cada sala de Casación y del propio tribunal- se reunieron ayer para tratar el tema. Fue en el mismo momento en el que Bertuzzi con sus colegas del TOF 4, Guillermo Costabel y Gabriela López Iñiguez, deliberaban si condenaban y detenían a Boudou.
Casación no objetó el traslado. Señalaron que Bertuzzi cumple los requisitos formales y que el juez se comprometió a terminar todos los juicios que están en marcha. También que el TOF 4 es el tribunal que tiene menos juicios pendientes en comparación con otros y que su presidente -Costabel- no puso reparos en el traslado, informaron a Infobae fuentes judiciales.

La única disidencia fue la de la jueza Ledesma, que señaló que hay que darle prioridad a los juicios orales y que un traslado puede perturbar su desempeño. Casación firmará hoy el acta y se la enviará al Consejo, donde se tiene que aprobar el traslado de Bertuzzi.

El traslado del juez generó un debate en el juicio oral. Las defensas de Boudou y de su socio y amigo José María Nuñez Carmona -también condenado y detenido- recusaron a Bertuzzi. Señalaron que estaba en una "negociación con el gobierno" y que eso les genera un temor de parcialidad.

La postura de las defensas fue que para ir a la Cámara Federal, Bertuzzi necesitaba los votos de los representantes del macrismo en el Consejo y el decreto del propio presidente Macri. Y que a su vez, el gobierno necesita a Bertuzzi en el juicio porque la Oficina Anticorrupción (OA) y la Unidad de Información Financiera -que dependen del Ejecutivo- habían pedido la condena y la detención de Boudou y el resto de los acusados. Las defensas ayer marcaban que Boudou fue condenado a cinco años y 10 meses de prisión, una pena más alta que la pedida por la Fiscalía y más cercana a la solicitada por la UIF que requirió seis años y la detención.

En el juicio, Bertuzzi rechazó la recusación -la calificó de "burdo intento de sacarlo del juicio- lo mismo que hicieron sus colegas y después la Cámara de Casación. La defensa de Boudou planteó ayer debía suspenderse el proceso porque la recusación no estaba cerrada ya que había sido apelada a la Corte Suprema de Justicia. El tribunal rechazó el planteo.
"Cacho", como le dicen a Bertuzzi en Comodoro Py, tiene el aval para llegar a la Cámara Federal del ministro de Justicia, Germán Garavano, y de la mesa judicial del Gobierno. También de Leopoldo Bruglia, uno de los integrantes de la Cámara y amigo y compañero de Bertuzzi en el TOF 4. Además, Bertuzzi está bien conceptuado entre sus colegas.

Ahora el tema pasará al Consejo. Se necesitan siete votos para aprobar el traslado del juez. El encargado de juntarlos es Juan Mahiques, representante del gobierno en el Consejo e hijo de Carlos Mahiques, uno de los jueces de Casación que dio el aval al traslado.

La tarea no será sencilla. El macrismo y sus aliados tienen ocho votos pero debe surfear algunas resistencias internas.

La Cámara Federal es el tribunal que revisa todas las causas de corrupción y donde se definen cuáles siguen y cuáles son y qué funcionarios pasan a juicio oral. Tiene seis cargos y hoy solo hay tres ocupados. Son las sillas de Bruglia y Mariano Llorens -recientemente designado- en la Sala I y de Martín Irurzun en la Sala II. Bertuzzi pasaría a integrar la Sala I.

Cuando el Consejo le pidió opinión a la Cámara sobre el traslado, Irurzun y Llorens se opusieron porque entendieron que las vacantes deben completarse por el sistema de concursos que establece la Constitución Nacional.

Fuente: Infobae

Te puede interesar