Por ahora, todos hablan de extorsión para financiar campañas

MIRADAS Por
Hasta el momento, por lo que se sabe de un expediente bajo secreto de sumario, ninguno habló de pago de sobornos a funcionarios
hoy

Los empresarios que han declarado como imputados ante el juez Claudio Bonadio en la causa conocida como 'Cuadernos de la coima' coinciden en su relato: los montos que aseguran haber pagado corresponden a aportes para financiar campañas del Frente para la Victoria a cambio de destrabar órdenes de pags de obras públicas.

Hasta el momento, por lo que se sabe de un expediente bajo secreto de sumario, ninguno habló de pago de sobornos a funcionarios.

Tanto el exIsolux Juan de Goycochea como el primo presidencial Ángelo Calcaterra declararon en ese sentido: se presentaron como víctimas de maniobras de extorsión. Ambos se acogieron al régimen del "imputado colaborador" ("arrepentido") y se comprometieron a brindar información. A cambio, el juez Bonadio les otorgó la excarcelación al primero, y la eximición de prisión a Calcaterra, quien se había presentado espontáneamente en Comodoro Py.

 
Otros empresarios citados a indagatoria este lunes relataron al juez que también fueron presiones para financiar campañas electorales del kirchnerismo. Tales son los casos de Alejandro Ivanissevich (Emgasud) y Manuel Santos Uribelarrea (MSU), de acuerdo a la agencia Noticias Argentinas.

 
Las declaraciones de los imputados no irían en el sentido de la línea que siguen el juez Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli, quienes intentan demostrar la existencia de una asociación ilícita que encabezaban los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner. Esta última deberá prestar declaración indagatoria el próximo 13/08.

Sin embargo, los testimonios de los empresarios apuntan más a acusaciones de extorsión, que al pago de un "retorno" a funcionarios por la concesión de una obra pública.

"Si no correspondían a estos reclamos no le liberaban los pagos de las obras con todos los problemas que les traían para las obras. Las sumas nunca superaron los US$300 mil", indicó Juan Araoz de Lamadrid,abogado defensor de de Goycochea.

El letrado reconoció la existencia de la operatoria, pero negó algunos de los detalles que figuran en los cuadernos de Oscar Centeno, el exchofer de Roberto Baratta que tomaba nota de los viajes que hizo junto a su entonces jefe recolectando bolsos con dinero que, supuestamente, terminaban en el departamento que el matrimonio Kirchner tenía en la calle Juncal, en la Capital Federal.

"No hay exactitud respecto a la cantidad de pagos. El cuaderno tiene errores de días y de montos, aunque el lugar si es el que describe", agregó Araoz de la Madrid, en declaraciones radiales.

Araoz de Lamadrid explicó que Goycoechea era funcionario de una empresa multinacional y lo que hizo fue transmitir a la empresa la exigencia para que desde España le indicaran dónde tenía que buscar el dinero y entregarlo.

"No eran siempre los mismos montos, pero siempre se relacionaban a un espacio de campaña. Era una extorsión que hacían los funcionarios", expresó.

Urgente24

Te puede interesar