Tras la aparición de los cuadernos del chofer. Macri lanza un Plan Nacional Anticorrupción

POLÍTICA Por
Estará listo en diciembre. El Presidente quiere forzar a los gobernadores a avanzar en sus agendas de transparencia locales.
hoy

En medio de la conmoción por las detenciones de políticos y empresarios que conmueven al arco político y empresarial, por las presuntas revelaciones de los cuadernos del chofer Oscar Centeno, Mauricio Macri prepara el lanzamiento de un Plan Nacional Anticorrupción. En diciembre el Ejecutivo, cada ministerio y organismo descentralizado deberán presentar un plan para profundizar políticas de transparencia para los próximos cinco años. El martes, el Presidente comprometerá a sus ministros en la reunión de Gabinete. Así se definió este mediodía durante la reunión que el mandatario compartió en Olivos con los integrantes de la mesa de transparencia. El Jefe de Estado busca trasladar la agenda de transparencia a las provincias.

Sin ponerse colorados, en el Gobierno afirman que el encuentro en la quinta presidencial y el anuncio inminente nada tienen que ver con la coyuntura que le devolvió algo de oxígeno al Gobierno en medio de las penurias económicas. Tras referirse por primera vez a los cuadernos del chofer de Roberto Baratta, Macri se entusiasmó con el plan diseñado -bajo la tutela del vicejefe de Gabinete Mario Quintana- por la titular de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso, el secretario de Fortalecimiento Institucional Fernando Sánchez, el procurador del Tesoro Bernardo Saravia Frías, el síndico Alberto Gowland, el director de la Agencia de Acceso a la Información Eduardo Bertoni y el subsecretario Gobierno Abierto del ministerio de Modernización Rudi Borrmann. “Hay que darle para adelante más que nunca. Se hizo un montón, hay que seguir profundizando hay que ir hasta el final”, les dijo el mandatario.

Cada Cartera y los organismos descentralizados deberán presentar políticas sectoriales de transparencia específicas más allá de las obligaciones que ya tienen con las contrataciones electrónicas y la ley de ética pública. “Estarán obligados”, explicó uno de los funcionarios que participó de la reunión a Clarín. Jefatura de Gabinete y la mesa de Transparencia oficial coordinarán la colaboración de los ministros.

En noviembre habrá una presentación previa ante ONGs y representantes del sector privado para escuchar alternativas y sumar sugerencias al proyecto. "Fue una muy buena reunión, muy intensa y el Presidente nos metió presión", le dijo Sánchez a Clarín.

Macri pretende además obligar a los gobernadores a replicar el plan en sus distritos. “¿Cómo hacemos para potenciar esto en las provincias, para que las provincias se suban a esto?”, insistió varias veces. Pocas provincias cuentan con leyes de acceso a la información y otras, como Córdoba, no tienen ley de ética pública. La transparencia será inexorablemente un tema de la campaña electoral que se avecina.

El Plan Nacional Anticorrupción 2019/2023 pretende replicar modelos similares de países como Gran Bretaña y Colombia. “Se hizo un montón, pero es importante ampliar y coordinar el trabajo para que la transformación sea sustentable”, explicó Alonso a Clarín.

Hay más razones para la presentación de un Plan Nacional. En el Ejecutivo tienen la percepción de que la ciudadanía no está informada sobre las políticas de transparencia que se ejecutaron hasta el momento. El Ejecutivo quiere volver a levantar una bandera que le trajo réditos políticos en el pasado y que en los últimos meses había quedado opacada por las denuncias por el financiamiento de aportantes truchos. En septiembre, a más tardar, el oficialismo enviará al Congreso el demorado proyecto para una nueva ley de Ética Pública, que llevará el nombre de “Integridad Pública”.

El Presidente además buscará impulsar la agenda de transparencia dentro del G20 que le toca presidir este año. “La idea es que en su nuevo plan de acción, G20 apruebe o recomiende que los países miembros tengan un plan nacional anticorrupción que genere compromisos”, afirmó.

Los integrantes de la mesa de Transparencia señalaron que el lanzamiento del Plan Nacional no tiene que ver con la demora argentina para cumplir con las metas del Plan Antisoborno de la OCDE, que complican el ingreso del país al organismo, tal como informó este diario y que preocupan a la OA. De todos modos sí reconocen que quieren obligar más a los otros poderes para que profundicen y activen más políticas de transparencia. 

Durante la reunión también se repasaron los pendientes que el Ejecutivo buscará saldar en los próximos meses, además de la ley de integridad. El oficialismo buscará avanzar con la ley de financiamiento, con la de estadística y la de datos personales.  

Fuente: Clarín

Te puede interesar