A 5 AÑOS DE LA EXPLOSIÓN DE SALTA 2141: "SOMOS PADECIENTES DE LA JUSTICIA"

PROVINCIALES Por
La familia de Débora Gianángelo es la única querellante en la causa penal por las 22 muertes, el 6 de agosto de 2013. “No aceptamos dinero manchado de sangre”, apuntó su hermano Adrián. Hoy se recordará a las víctimas en el lugar y al mediodía está prevista una actividad en la facultad de Derecho
Salta-2141-Rosario-Explosi%C3%B3n

Hoy lunes 6 de agosto se cumplen 5 años de la explosión del edificio que estaba ubicado en Salta 2141 en la que murieron 22 personas. En este lapso, la causa penal que responsabiliza a 11 personas por el hecho, quedó con un solo querellante. Se trata de la familia de Débora Gianángelo, cuyo hermano Adrián, ratificó su interés por ir hasta las últimas consecuencias a pesar de que los otros familiares decidieron no continuar. Apuntó contra la Justicia provincial y sus tiempos y volvió a insistir en que no sucumbirán a intereses económicos. Anunciaron actividades de conmemoración.

En contacto con el programa Radiópolis, de Roberto Caferra en Radio 2, Adrián Gianángelo, confirmó que su familia es la única querellante en la causa en la que están procesados por el delito de estrago culposo agravado los inspectores de la empresa Litoral Gas, Gerardo Bolaños, Guillermo Oller y Luis Curaba; el jefe de esa sección, Claudio Tonucci, y la gerenta técnica Viviana Leegstra.

Además, están comprometidos el gasista Carlos García y su ayudante, Pablo Miño; el gasista que trabajó doce días antes de la tragedia, José Allala; y los tres integrantes de la administración del edificio siniestrado, Mariela Calvillo, Norma Bauer de Calvillo y Carlos Repupilli. “No la estamos pasando bien, no sólo es difícil ser víctima, hay que afrontar un proceso penal que es como David y Goliat. Nosotros somos una familia trabajadora de clase humilde contra un gigante como Litoral Gas y sus abogados. También están los familiares que no entienden ciertas situaciones”, sostuvo.

A pesar de la soledad en la que quedaron los Gianángelo, Adrián mostró la fortaleza que tienen como familia: “No nos vamos a rendir nunca, mataron a mi hermana y vamos a sentar en el banquillo a las personas, estos asesinos que siguen transitando la ciudad, a esta empresa que con corrupción cometió esta tragedia”, remarcó. Luego, consultado sobre las razones por las cuales los otros familiares abandonaron la querella, respondió: “Las decisiones son personales y en familia. Nosotros sabíamos lo que queríamos desde el primer día, que es encontrar la representación legal adecuada que también tiene su costo material y emocional”.

Más adelante se lo interrogó sobre las pericias encaradas por una consultora cordobesa a fin de verificar el estado de las instalaciones y el desempeño de los inspectores y técnicos de Litoral Gas en los días previos al 6 de agosto de 2013. ¿La finalización de esta instancia podría acelarar la realización del juicio oral? Adrián se mostró excéptico: “No tenemos fecha de juicio. Somos padecientes de la Justicia penal, cuando se arrima la fecha del aniversario dicen que a fin de año se hace. Inicié este proceso soltero y ahora estoy casado, tengo familia y me estoy por recibir de abogado”, ilustró.

En este sentido, apuntó: “Justamente los profesores de Procesal Penal que me daban clases a mí, son abogados de la defensa”, dijo. Finalmente, cuando se le preguntó por los acuerdos económicos que habrían cerrado otras familias, expresó: “Esa plata está manchada con al sangre de mi hermana y un vecino. Jamás la voy a aceptar”.

Actividades

En el marco del quinto aniversario de la explosión, se convoca al lugar de la tragedia para conmemorar a las víctimas con la sirena a las 9.38.

Al mediodía, según informó Adrián, en la facultad de Derecho (aula 15) estarán presentes representantes del Observatorio Nacional de las Víctimas. “Vamos a demostrarle a la Justicia que las víctimas no somos seres pasivos sino que estamos involucrados activamente”, terminó.

Con información de www.notife.com

Te puede interesar