"MI HIJO PODRÍA ESTAR PRESO POR QUE MOLESTÓ A ALGUIEN CON SU TRABAJO"

SUCESOS Por
La afirmación fue realizada por Graciela Luna, madre de uno de los uniformados del Comando de la Costa que fueron detenidos a principio de año, acusados de graves delitos. “De los once denunciantes, hoy nueve están presos”, aseguró la mujer.
218417_1

A principios de febrero de este año, seis policías del Comando Radioeléctrico de la Costa fueron imputados por muchos y graves delitos presuntamente cometidos durante el año pasado. Todos ellos fueron puestos en prisión preventiva y continúan en ese estado seis meses más tarde. Desde el mismo momento en que los detuvieron, sus familiares comenzaron a desfilar por tribunales y distintos organismos públicos para reclamar su libertad. “Los seis son inocentes. Estamos convencidos de que esto les pasó porque estaban trabajando muy bien en la zona que les habían asignado. Tocaron intereses. Se ve que molestaron a alguien”, aseguró Graciela Luna, mamá del oficial Ariel Alejandro Sanabria, uno de los acusados.

“Mi hijo tiene 42 años, 20 de servicio impecable. Recibió medallas de honor, fue felicitado por su desempeño, fue herido de bala en dos oportunidades en cumplimiento de su deber. Tenía una carrera intachable, hasta este año, cuando el doctor Hernández lo acusó a él y a sus cinco compañeros de gravísimos delitos”, se quejó la mujer.

Se refiere al fiscal Ezequiel Hernández, del Ministerio Público de la Acusación, quien imputó a los uniformados el martes 6 de febrero de 2018 por torturas, robos, allanamientos ilegales, apremios, amenazas coactivas, falsedad ideológica, privación ilegítima de la libertad, vejaciones, abuso de armas y severidades.“Las víctimas son distintas personas, algunas de las cuales denunciaron lo ocurrido en Asuntos Internos y otras en la División Judiciales de la policía”, aseguró el funcionario en aquella oportunidad.

“Son once las personas que acusan, de las cuales nueve están presas en este momento por distintos delitos”, se quejó Graciela.

“Pena moral”

“Las pruebas son contundentes para demostrar la inocencia -agregó-. Está claro que nuestro hijo, al igual que el resto de sus compañeros, actuaron siempre cumpliendo todos los pasos legales. Además, nunca se cortaron solos. Siempre lo hicieron supervisados por el fiscal en turno, como correpondía. Todo, cada detalle, quedó asentado en las actas. Mi hijo realizó tres procedimientos en un solo día, y le retiró tres armas de fuego al mismo sujeto. Creo que con la forma en que estaban trabajando incomodaron a alguien.

“Queremos que se investigue, que se llegue a la verdad. No tenemos dudas de que los seis policías son inocentes. Al margen de eso, no entendemos por qué sólo una parte de la guardia fue a prisión y no la totalidad. Además, no entendemos cómo siguen presos. No tienen antecedentes, no hay peligro de fuga... no pueden entorpecer la causa, porque ya no son policías... les quitaron el arma y la placa”.

Por otra parte, Graciela hizo referencia a lo que considera un daño irreparable que sufrió su hijo. “Hay una pena moral. Nosotros hoy pedimos como una plegara un resarcimiento moral. La dignidad del hombre es su trabajo y a él le quitaron eso ya. La parte anímica está resentida, la salud, la psicología, de los seis, de sus familias. Sus hijos están con tratamiento psicológico... pero sabemos que la verdad va a salir a la luz, porque todos son inocentes”, enfatizó.

Amenazados

Finalmente, la mujer afirmó que su familia fue amenazada de muerte por teléfono. “Nos dijeron que dejemos de molestar, de hacer lío, que cuando nuestro hijo salga en libertad nos tenemos que ir de ahí porque nos van a matar. Nosotros, con mi marido, estamos recorriendo la costa junto a los vecinos, que reclaman más accionar policial. Creemos que los policías que están ahora deben estar condicionados por lo que pasó. Debe ser difícil trabajar allí sabiendo lo que ocurrió. Nosotros pedimos al Ministerio de Seguridad que nos proteja. Avisamos que fuimos amenazados, pero no nos escucharon. Si algo nos pasa va a ser responsabilidad de las autoridades. No tenemos miedo, porque peleamos contra una injusticia muy grande hacia nuestro hijo”, concluyó.

Fuente: www.ellitoral.com

Te puede interesar