Regalar cascos a un costo de un millón de pesos al año: MUCHO OLOR A NEGOCIADO

LOCALES Por
El Secretario de Gobierno y Ciudadanía de la Municipalidad, Eduardo López a toda costa quiere gastar un millón de pesos para comprar cascos y luego regalárselos a quienes no quieren comprarlos y estar al margen de lo que las leyes marcan. ¿POR QUE TANTO INTERÉS ?
hoy

El Secretario de Gobierno y Ciudadanía de la Municipalidad, Eduardo López a toda costa quiere gastar un millón de pesos para comprar cascos y luego regalárselos a quienes no quieren comprarlos y estar al margen de lo que las leyes marcan. ¿POR QUE TANTO INTERÉS ?

En una nota que le realizó ADN, López declaró: "no hay precio para la vida humana". Luego, agregó: "discutir este tipo de medidas por una cuestión de financiamiento, me parece de una escasa sensibilidad emocional de lo que hoy significa la siniestralidad vial en todas las ciudad de argentina".

"Todos los esfuerzos económicos que hagamos para proveer el recurso más importante que tiene el motociclista para salvar su vida, que es el uso de casco, son insignificantes en relación a la potencialidad de vida que podamos salvar" continuó diciendo López.

"Discutir la prevención primaria de salvar vidas desde el punto de vista financiero, no tiene un sentido sanitario. Es un retroceso desde el punto de vista de la discusión sanitaria", agregó López

Y la frutilla del postre fue cuando en clara referencia a los Concejales de la oposición, López dijo: discutir sobre la entrega de cascos "atrasa".

Es evidente el interés que desde la Municipalidad tienen en regalar los cascos, quizá sería mucho mejor hacer cumplir la ley y educar sin necesidad de gastar lo que se entiende que la medida le va a costar al municipio que es de aproximadamente un millón de pesos, a valor de hoy, en forma anual.

Es muy fácil regalar con la plata de todos los Rafaelinos y hacer demagogia.

Se van a salvar muchos más vidas con un programa serio de control y educación por parte de la Municipalidad y no con regalar cascos por el solo hecho de quedar bien y sacar rédito político.

Un verdadero disparate que con seguridad esconde otros tipos de intereses que con seguridad Lopecito los conoce muy bien. PARA DECIRLO BIEN CLARO: HAY MUCHO OLOR A NEGOCIADO EN ESTA MEDIDA

Te puede interesar