El fiscal Carlos Stornelli ofrecerá al chofer Oscar Centeno convertirse en arrepentido

JUDICIALES Por
Lo haría en el transcurso de la indagatoria. Si aceptara convertise en imputado colaborador, eventualmente podría mejorar su situación procesal.
hoy

Oscar Centeno tendrá la posibilidad de convertirse en imputado colaborador en la causa donde se reconstruye el origen y destino de las coimas, maniobra descubierta por una investigación periodística de La Nación, que aportó cuadernos manuscritos -con el detalle del movimiento del dinero-. En el marco de la declaración indagatoria, el fiscal Carlos Stornelli le ofrecerá acogerse al programa al que ya ingresó Alejandro Vandenbroele (señalado como testaferro de Amado Boudou) y Leonardo Fariña en la causa conocida como al Ruta del Dinero K.

El ex chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno está detenido desde este martes, y esta mañana ingresó a la Unidad Penitenciaria 29 de Comodoro Py para ser indagado por el juez Claudio Bonadio y el fiscal Stornelli. Según confirmaron a Clarín, se le ofrecerá acogerse al programa de imputado colaborador.

Cerca de las 15:30, Centeno fue trasladado al 4° piso de Comodoro Py, donde tiene su despacho Bonadio, y comenzó a prestar su declaración indagatoria.

Centeno será el primero en declarar en el marco de esta causa que investiga la ruta de los sobornos vinculada a obras de la construcción y del sector energético. En este expediente ya se encuentran detenidos otros ex funcionarios K como Roberto Baratta y un grupo de empresarios: Gerardo Ferreyra (Electroingeniería), Javier Sánchez Caballero (IECSA) y hay cuatro empresarios con órdenes de detención como Carlos Wagner (Esuco), Juan Carlos Goycochea (ex Isolux), Francisco Valenti, director de Industrias Pescarmona; y Oscar Thomas, del directorio de Yacyretá.

Centeno quedó detenido después de ser acusado por las fiscalía como parte de una gran asociación ilícita que se dedicó al pago y cobro de retorno, por una cifra que la justicia estima más allá de los 160 millones de dólares. 

Una de las pruebas de la causa son ocho cuadernos que pertenecerían al ex chofer y que detallan direcciones de diferentes domicilios, patentes de vehículos utilizados supuestamente para mover bolsos con dinero, cifras y fechas. De los números consignados en estos cuadernos se puede contabilizar unos 53 millones de dólares. Sin embargo, en un trabajo de análisis de la documentación, se detectó que hubo más pagos que no fueron consignados directamente y que elevan la cifra a más de 160 millones de dólares.

El año pasado -noviembre de 2017-, la ex esposa de Centeno declaró en otra causa señalando que vio a su entonces marido repartiendo bolsos con dinero. También aseguró que el chofer compró una casa en Salta y departamentos en Capital. Por estas últimas adquisiciones se encuentra imputado en otra causa por enriquecimiento ilícito junto a Baratta, investigación que lleva adelante el juez Sergio Torres y la fiscal Alejandra Mangano.

Fuente: Clarín

Te puede interesar