UNA EX AMANTE PONE EN APUROS AL REY JUAN CARLOS

INTERNACIONALES Por
La empresaria alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein se hizo conocida para la opinión pública en 2013, cuando el entonces rey de España Juan Carlos I se fracturó la cadera durante un safari en Botswana.
2725287w380

La empresaria alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein se hizo conocida para la opinión pública en 2013, cuando el entonces rey de España Juan Carlos I se fracturó la cadera durante un safari en Botswana. En esa ocasión se supo que se encontraba con ella y que tenían una relación sentimental. Ayer, el portal El Español divulgó una grabación correspondiente al 2015, en la que Corinna reconocía que el rey emérito la utilizó como testaferro para ocultar sus bienes en el principado de Mónaco, donde ella reside desde hace varios años.

La grabación corresponde a una conversación que Corinna mantuvo con José Manuel Villarejo, un comisario que se encuentra en prisión desde 2017, acusado de los delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales. En la charla, de la que también participó el empresario Juan Villalonga (primo del ex monarca), la empresaria afirma que vive "una pesadilla enorme" porque el rey Juan Carlos habría colocado, a sus espaldas, parte de su patrimonio a nombre de ella. Y hace referencia a propiedades en Marruecos y otros lugares fuera de España que Juan Carlos I le estaría reclamando tras el fin de la relación. Añade que acceder al pedido del rey emérito significaría cometer un delito de blanqueo de capitales.

Corinna cuenta que el rey emérito colocó las propiedades a su nombre porque, al residir en Mónaco, no está obligada a hacer una declaración jurada de patrimonio. Según explica la empresaria, que también trabaja como asesora del príncipe Alberto de Mónaco, un abogado llamado Dante Canónica fue quien encabezó la maniobra para dejar el patrimonio del padre del actual rey Felipe VI a su nombre.

Fuente: www.lacapital.com.ar

Te puede interesar