Un perro viajaba en avión, se escapó y apareció 6 días después en el desierto de Atacama

SUCESOS Por
Gaspar caminó más de 400 kilómetros hasta que fue hallado en estado de desnutrición.
20180710181053_33517535_0_body-760x433-c-center

Se trata de Gaspar, un perro salchicha que por el estrés que le generó viajar en avión y la imprudencia del personal de la aerolínea en el que viajaba, escapó de la jaula en la que estaba y salió corriendo por las pistas del aeropuerto. 

Sucedió en Chile, luego de que Janis Cavieres, la dueña del animal, le pidiese a una amiga que lleve a Gaspar de Santiago a Iquique, ya que ella volvía en colectivo y no podía llevarlo.

De esta forma, la amiga hizo el check-in y despachó tanto su valija como la jaula en la que iba el pequeño Gaspar. 

Pero ella se dio cuenta de que algo andaba mal cuando el avión aterrizó en Iquique y la joven buscó a Gaspar sin éxito.

El reclamo fue tan masivo que la línea aérea se hizo cargo de la situación, y lograron encontrar cuál fue el problema. 

Según el comunicado de la empresa, al ser descargada la jaula junto con el equipaje, ésta se habría caído de la cinta que lleva las maletas, por lo que la jaula se rompió y el perro se escapó y corrió hasta salir del aeropuerto.

Pero este fue sólo el comienzo de la odisea de Gaspar, que estuvo 6 días perdido, tiempo en el que llegó hasta el desierto de Atacama. 

Finalmente, lo encontraron a 417 kilómetros del aeropuerto.

“Venía sucio, descompensado y sumamente estresado. Estaba en estado de desnutrición. Estuvo perdido 6 días, por lo que bajó bastante de peso. Ahora está en 6,270 kilos y pesaba 9″, comentó Janis a los medios locales. 

Y agregó: “Lo estamos hidratando, alimentando de a poco y viendo si no tiene algún tipo de enfermedad. El estrés del cuerpo lo ayudó, orinó y defecó menos. El mismo susto evita que tenga hambre, no sabemos si encontró algo en el desierto para alimentarse”.

Te puede interesar