!! Minga que no queríamos que Inglaterra pierda!!

OPINIÓN Por
Piratas, filibusteros, dueños de lo ajeno, tramposos. Los que somos del 63 no queremos que Inglaterra gane ni a las bolitas y pese a que nos gusta festejar los éxitos propios, con Inglaterra hacemos una excepción y disfrutamos de sus derrotas
hoy

Para muestra, basta un botón....

El hundimiento del Crucero General Belgrano, ocurrido en 1982 aproximadamente a las 16, en la latitud 55°24´S y longitud 61°32´W, fuera de la zona de exclusión establecida por Gran Bretaña desde el inicio de la guerra por las Islas Malvinas.

La nave fue atacada por el submarino nuclear inglés HMS Conqueror y en su casco impactaron dos torpedos que provocaron su hundimiento en menos de una hora y ocasionaron la muerte de 323 tripulantes, casi la mitad de los caídos argentinos en el conflicto bélico del Atlántico Sur, que se cobró la vida de 649 combatientes argentinos.

De los 1.093 tripulantes del buque, sólo 740 fueron rescatados con vida luego de permanecer casi tres días en sus balsas, a la deriva, en las heladas aguas del Atlántico sur.
Es considerado por muchos como un crimen de guerra porque la nave fue atacada cuando se encontraba fuera del área de exclusión de 150 millas alrededor de las islas, que había sido impuesta unilateralmente por los ingleses.

ORDEN PIRATA

Aquel 2 de mayo,  la  primera ministra británica Margaret Thatcher ordenó al ministro de Defensa inglés, John Nott, que transmitiera al Almirantazgo inglés la directiva dirigida al comandante del submarino nuclear británico `Conqueror`, capitán de fragata Christhopher Wreford-Brown, de torpedear y hundir al Crucero General Belgrano.

En cumplimiento de esa orden, a las 15.57 de ese 2 de mayo, Wreford-Brown, a una distancia de aproximadamente 1.400 yardas, hizo disparar dos torpedos MK-8, con una carga explosiva de 365 Kg-Tórpex cada uno de ellos, contra el crucero.

Diez minutos más tarde, el comandante del Crucero decidió que no se podía hacer otra cosa que dar la orden de abandonar el barco. Entonces se lanzaron 70 balsas autoinflables, que podían contener veinte hombres cada una. Los techos anaranjados de las balsas parecían un collar rodeando al buque para protegerlo.
Una hora después de haber sido tocado, el Belgrano se dio vuelta y se hundió en cuarenta minutos.

Que tiene que ver esto con el fútbol? nada, pero las emociones no se pueden contener y como expresé anteriormente, quienes somos clase 63, inevitablemente nos ponemos contentos cuando, "a lo que sea", los Ingleses pierden.

Con seguridad voy a ser criticado y vituperado por esta extraña mezcla, pero que quiere que le diga, celebro profundamente la derrota de Inglaterra y no me puedo olvidar de los "chicos" que murieron en la heladas aguas del sur.

Ya se que esa fue una aventura de un borracho, pero del otro lado se aprovecharon de semejante mamarracho y los que pagaron las consecuencias fueron nuestros soldados, por eso no me canso de decir que  me pone muy contento cuando veo la derrota de estos "Piratas, filibusteros, dueños de lo ajeno, tramposos. y que los que somos del 63 no queremos que Inglaterra gane ni a las "bolitas" y pese a que nos gusta festejar los éxitos propios, con Inglaterra hacemos una excepción y disfrutamos de sus derrotas"

Te puede interesar