Trump carga contra Alemania y la acusa de ser “cautiva” de Rusia

INTERNACIONALES Por
Al inicio de la cumbre de la OTAN, el presidente de EE UU critica que Berlín pague "millones de dólares" al año a Moscú por su gas
BJ9rDHGQm_930x525__1

Fiel a su estilo bronco y populista, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha agitado los prolegómenos de la cumbre que la OTAN celebra este miércoles con un virulento ataque a Alemania, la mayor potencia económica de la UE. En una entrevista con el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, poco antes del inicio de la cumbre, Trump ha acusado a Alemania de ser “cautiva” de Moscú por su dependencia del gas ruso.


“Alemania está totalmente controlada por Rusia porque obtendrá entre el 60% y el 70% de la energía [que necesita] a través del nuevo gasoducto” Nord Stream II, procedente de Rusia, ha asegurado Trump. “Estamos protegiendo a Alemania” y a otros países europeos frente a Rusia, ha añadido, mientras estos se comprometen a pagar “millones y millones de dólares al año” a Rusia a cambio del suministro de gas, lo que es “algo muy inapropiado y negativo para la OTAN que no debería suceder”, ha añadido.

Por si quedara alguna duda sobre sus intenciones, Trump ha concluido remachando que Alemania solo destina el 1% de su PIB a los gastos militares, mientras EE UU gasta más del 4%. La ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, ha replicado a Trump que su país tiene negocios con Rusia, “sin ninguna duda”, pero que es su obligación mantener abiertas las líneas de comunicación con los aliados y los adversarios.

Fuentes de la Administración Trump han amagado en los últimos meses con una reducción de las tropas estadounidenses desplegadas en Alemania si la canciller, Angela Merkel, no aumenta su gasto en Defensa. Esas cuentas van en ascenso, pero no al ritmo que reclama Washington.

Trump ha decidido trasladar este mensaje al principio de un desayuno con Stoltenberg y consciente de que la primera parte de su intervención estaba siendo grabada. Sus palabras dejan claro que el magnate estadounidense no ha venido a Bruselas a mantener un debate constructivo, sino a arremeter contra los aliados europeos por cuestiones en muchos casos completamente ajenas a la OTAN.

Consciente de esas dificultades, el secretario general de la Alianza ha admitido que existen "desacuerdos de diferente tipo entre aliados", un mensaje poco común en la retórica tan ortodoxa de Stoltenberg. "Es importante que esta cumbre demuestre que, a pesar de todas estas discusiones francas, seremos capaces de cumplir y de tomar decisiones", ha confiado en una intervención pública previa a las reuniones entre los 29 aliados.

El secretario general de la OTAN también ha recogido en parte el aviso que lanzó el martes el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, a Trump sobre el compromiso de la UE ropeo con Washington y su contribución esencial a la misión aliada en Afganistán, la mayor operación militar que ha acometido nunca la OTAN. "Ninguna otra gran potencia tiene tantos amigos como Estados Unidos. Europeos y canadienses dieron sus vidas en Afganistán. La OTAN es buena tanto para Estados Unidos como para Europa", ha concluido Stoltenberg.

Preguntado directamente por el desayuno que ha mantenido Trump, en el que podía contemplarse el rostro serio de Stoltenberg mientras el líder norteamericano lanzaba sus exabruptos hacia Alemania, el líder de la Alianza ha preferido recurrir a la ironía. "El zumo de naranja y las tostadas han sido excelentes", ha respondido entre risas.

Fuente: El País

Te puede interesar