¿EQUIPO? ¿QUÉ EQUIPO?

EDITORIAL Por
Varios importantes funcionarios del área económica tuvieron que dar un paso al costado. Vinieron nuevos, y el mar está en tensa calma. Se rumorean nuevos y muy importantes cambios en el gabinete de Macri
equipo economico

Isaias Abrutzky Isaías ABRUTZKY / Especial para R24N

[email protected]

Algunas ediciones atrás nos vimos en la obligación de señalar que, antes de discutir si con el macrismo -habida cuenta de las marchas y contramarchas que terminaron con la desaparición de 11 mil millones de dólares de reservas- el país va en el buen camino, había que determinar si se había seguido algún camino, o se trataba de manotazos de ahogado.

Ahora, similarmente, debemos dejar de debatir si el equipo económico es el mejor de los últimos cincuenta años -como lo definio el presidente- o no, y ver si existe algo que pueda llamarse un equipo. Los expertos señalan que la idea de desdoblar el manejo de la economía en unos cuantos sectores podría ser buena si de acomodar a los amigos en cargos de máxima jerarquía se trata. Pero que tal esquema es mucho más un rejunte que un equipo.

Finalmente se tornó evidente que se trataba de esto último: hubieron de irse primero Melconian y Prat Gay; luego -con la conferencia de prensa del 28 de diciembre para ser precisos- las grietas se hicieron plenamente visibles, y finalmente Federico Sturzenegger fue eyectado de su sillón de Reconquista 266. Además, el trío conformado por el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, y sus segundos Gustavo Lopetegui y Mario Quintana enfrenta severos cuestionamientos de cuatro pesos pesados de la política nacional: el Jefe de Gobierno de la CABA, Horacio Rodríguez Larreta, la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, el presidente de la cámara de diputados, Emilio Monzó, y el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Jugando de outsider también figura Nicolás “Nicky” Caputo, el gran amigo del presidente, nombrado hace ya más de un año Cónsul General de Singapur.

Quien se pregunte por las causas de tan extraña designación puede referirse a una publicación de Perfil del 15 de abril de 2017, donde se cita al periodista Esteban Rafele, biógrafo de Caputo, informando que Singapur tiene un jugoso fondo estatal para invertir en activos financieros, y que Nicky podría incidir en que el país asiático compuesto por sesenta y tres islas se decida a mandar algo de ese dinero a nuestras playas.

Hablando de ese tema, Ámbito -con datos de CEPAL- publica que en 2017 la inversión extranjera directa* creció espectacularmente -250%- en 2017 respecto del año anterior, con lo cual casi alcanza a la registrada en 2015. No será la lluvia prometida por el Presidente en su campaña, pero algo es algo. En ese aspecto, Argentina está retornando a indicadores antes calificados de desastrosos; no volvimos al mundo, como prometió Macri, pero al menos no estamos por debajo del 2015.

En cuanto a plata en el bolsillo, el gobierno sigue tratando de rascar el fondo de la olla. El swap con China, vigente desde la época de Cristina, puede permitirle engrosar las arcas con un par de miles de millones de dólares más. Lo de Nicky con Singapur tal vez resultaría en algún ingreso extra, vaya a saber cuando. Para colmo, al pobre -es un decir- la Camara de Diputados le bochó la designación, calificándola de “escandalosa” en palabras del diputado Guillermo Carmona, Vicepresidente Primero de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, que es la encargada de las nominaciones.

¿Valdrá la pena tener en cuenta que un destacado especialista en ubicar dinero, Luis “el Gordo” Valor, legendario ladrón de bancos, cumplió su última pena y está en libertad? No lo postulo que lo convoquen, ni lo admitiría. Es un dato, nomás.

En tanto, el Tesoro consiguió que los especuladores pasaran a la colocación en Letes (nominada en dólares) US$ 422 millones. 295 de ellos provino de las Lebac, en tanto que 127 fueron subscriptas en efectivo. Para lograr este pase, hubo que aumentar la tasa, que de 4,45% de la licitación anterior paso ahora a 5,5%, con el plazo extendiéndose de 238 a 379 días. Las Letes constituyen una forma de desarmar el monstruo de las Lebac, pero hacerlo de esta forma no es barato para el fisco, ya que cambia deuda en pesos por otra en dólares.

La buena noticia es que el riesgo país, que se había encaramado por encima de los 600 puntos, descendió a 582.
El dólar bajó 2 centavos, cerrando a 28,78. Pero el Central debió desprenderse de 100 millones de dólares.

¿Dormirá tranquilo Caputo? Tal vez esta noche pueda hacerlo.

Te puede interesar