Viajó de Buenos Aires a Noruega porque se enamoró de una chica que vio en una foto, ¡y la encontró!

SUCESOS Por
El joven, oriundo de Barracas, quedó flechado por la muchacha, decidió buscarla; hasta que la contactó. Aprendió su idioma y logró conocerla.
20180630033554_33361617_0_body-760x433-c-center

La historia de Yonhatan podría ser digna de un guión de una taquillera película de amor. Es que después de la atracción que le produjo ver en una foto a una chica noruega, decidió buscarla. Al punto de viajar a conocerla al país donde vive.

“Fue la primera vez que viajé tan lejos de Argentina. Estaba muy ansioso y me emocioné mucho al llegar porque sabía que estaba cumpliendo mi sueño más grande, que era conocer Noruega”, contó feliz a su regreso, ya en su casa en la Villa 21 de Barracas.

Nació en Paraguay y se crió en Villa Hayes, al norte de Asunción. Es sordo desde los 2 años, a raíz de una varicela mal curada, y durante casi una década no pudo comunicarse con sus padres, ni sus tres hermanos. A los 5 comenzó sus estudios primarios, pero esta incomunicación continuó con los docentes, por lo que sus padres deciden mudarse a Buenos Aires. 

Al llegar a la Argentina, se alojaron en una habitación prestada y luego, se mudaron a una casa que compraron y arreglaron en la Villa 21. Ya en nuestro país, aprendió Lengua de señas, terminó la primaria y arrancó el secundario, en una escuela integradora. 

Un día, una amiga le mostró fotos de un campamento de la comunidad sorda en Roma, del que había participado. Pero algo de la imagen lo atrajo; alguien, para mayor precisión. Una chica acaparó su atención; Izabella se llama y es de Noruega. Ese dato despertó su intriga; de inmediato comenzó a buscar información del país nórdico, a averiguar sus costumbres, la historia, sus paisajes y hasta incluso, aprender el idioma. “¿Quién te dice que alguna vez la conozca, ¿no?”, debe hacer pensado.

Suelen decir que cada uno de nosotros decreta con la mente; que si algo se desea con fuerza, el Universo, conspira para que se haga realidad. Sea como fuere, ese momento llegó: desde Barracas partió con su valija, y su sueño a cuestas, rumbo a Europa.

Pero todo esto fue posible gracias a Eirin Kallestad, una noruega de 40 años, que vive hace 6 en nuestro país. En su búsqueda, Yonhatan se contactó con ella y no sólo fue quien lo ayudó con el idioma y con su sueño de viajar a la región escandinava, sino también es quien hará un documental de la historia de este joven.

Eirin convenció a una productora nórdica para que le financien el viaje de “Yonhy” y aunque aún el proyecto está en proceso de iniciarse, lo más importante se cumplió.  “Estuvo muy emocionado durante todo el viaje. No le importaba que anduviéramos todo el día activos y durmiéramos poco: al otro día tenía toda la energía disponible de nuevo”, aseguró ella, quien grabó muchas imágenes de las excursiones y los viajes en velero que realizaron, para usar en el film.

Pero, sin dudas, el momento más especial del viaje fue cuando logró tener en frente a la chica que tanto había imaginado y que incluso, lo llevó hasta Noruega: el día que conoció a Izabella. La había logrado contactar por Facebook en 2013; durante un tiempo hablaron en inglés hasta que él aprendió el idioma noruego (lengua oficial) y ahora, estaba personalmente con ella y en Europa.

“Es como yo, una chica sorda. Fue quien despertó mi interés por Noruega y en nuestro encuentro, en Stavanger, me contó todo lo que todavía no me había dicho sobre su país. Fue un momento hermoso, después de años de espera para conocernos. Uno de los más importantes de mi vida”, se sinceró Yonhatan, quien esa noche salió con ella y con sus amigos a conocer la noche de Oslo.

Lo que no sabía el viajero sudamericano es que en ese paseo iba a empezar a proyectar su nuevo sueño: estudiar un año en el pre-universitario de aquel país. Pero para eso, antes debe obtener una beca y ahorrar dinero para solventar sus gastos. Mientras tanto, Yonhatan trabaja como profesor e intérprete para chicos sordos y además, brinda clases particulares de inglés y espera poder empezar a enseñar noruego, su nuevo idioma.

Te puede interesar