La hija de Cindy Crawford se consagra como modelo e impacta por el gran parecido con su mamá

ESPECTÁCULO Por
Kaia Gerber se convirtió en la nueva musa inspiradora de los diseñadores y llegó a la tapa de Vogue a la misma edad que Cindy. ¿No son dos gotas de agua?
20180704150809_33434273_0_body-760x433-c-center

A los 16 años, Kaia Gerber, hija de la modelo Cindy Crawford y del empresario Rande Gerber, triunfa en las pasarelas del mundo y hasta fue convocada por Karl Lagerfeld para ser la nueva musa inspiradora de la mansión Chanel.

Su primera experiencia en el mundo de la moda fue a los 10 años en la campaña Young Versace, la línea infantil de la marca italiana. Y, a partir de allí, no paró de trabajar. Con un jugoso contrato firmado con la agencia IMG Models, Kaia es la estrella de las pasarelas internacionales.

Lo que vuelve loco a todos los diseñadores, es el gran parecido que la joven tiene con su madre. Realmente son dos gotas de agua, la única diferencia notable es que Cindy tiene su famoso lunar en la parte superior del labio y su hija lo tiene en la parte inferior.

Entre sus últimas apariciones, abrió la pasarela de Chanel SS 18 en París y desfiló para Saint Laurent; mientras que, en Nueva York, trabajó para Calvin Klein y Alexander Wang; en Milán fue convocada por Fendi, Valentino y Prada; y, en Londres, por Burberry.

Pese a que muchos medios cuestionaron su alta exposición siendo menor de edad, fue tapa de la revista Vogue a la misma edad que su madre.

Te puede interesar