El ingenioso dispositivo que usó un papá para amamantar a su bebé

SUCESOS Por
Como su mamá no podía darle de mamar, este hombre le puso el pecho a la situación y demostró que los hombres también pueden participar en la lactancia.
20180705154704_33446156_0_body-760x433-c-center

Cada vez son más los hombres que deciden ser padres solteros y también, los que se involucran en el cuidado y la crianza de los bebés, por lo que ya no es sólo una “cuestión de mujeres”. Y si bien amamantar sí es una función netamente femenina, un reciente padre ha dado un claro ejemplo de que se puede ser partícipe de la lactancia del bebé, con un método poco convencional e igual de efectivo.

April y Maxamillian Kendall Neubauer han sido padres recientemente de Rosalía. Durante el último mes de embarazo, los médicos notaron que la presión arterial de la mamá era muy elevada y querían evitar que esto afecte la salud del bebé. En el último control prenatal, las enfermeras notaron que esta situación no había mejorado y decidieron practicarle una amniotomía; es decir, inducir el parto por medio de una rotura artificial de la bolsa.

Pero surgió un imprevisto; cuando April tenía nueve centímetros de dilatación, sufrió una crisis epiléptica a raíz de la eclampsia que padeció durante la gestación (esta enfermedad caracteriza por provocar convulsiones seguidas de un estado de coma y suele generar también, otras afecciones como hipertensión arterial o edemas) y tuvieron que realizarle una cesárea de urgencia.

Tras otra crisis epiléptica en medio del parto, nació la pequeña Rosalía, quien debía alimentarse lo más rápido posible, aunque no podía hacerlo su madre porque se estaba recuperando de la cirugía.

Sin dudarlo, Maximillian puso manos a la obra y no sólo logró amamantar a su hija, sino que además subió una foto a su cuenta de Instagram para dar el ejemplo de que los hombres también pueden hacerlo. Lo hizo a través de un Sistema de Enfermería Suplementaria (SNS) improvisado. Se trata de un dispositivo de sonda para la lactancia, que permite a los padres sentir y compartir la cercanía con su bebé, por medio del contacto piel con piel.

Una de las empresas que desarrolla este dispositivo, Medela, asegura que algunos beneficios de utilizar este sistema son por ejemplo, aumentar la lactancia, inducir a la lactancia; alimentar a bebés prematuros; ayuda a las mamás con bajo suministro de leche materna a suplementarla y, también, como una herramienta práctica para enseñarles a los bebés a agarrarse al pecho.

Te puede interesar