¿QUERES UNA PIEL PERFECTA?

BELLEZA Por
El método coreano que te enseña cómo lograrlo
How-to-get-korean-glassy-skin-1200x924

Entre los amantes de la belleza es sabido que Corea del Sur es uno de los líderes en cosmética y cuidado de la piel. Tanto hombres como mujeres tienen el hábito de cuidar su piel con varios productos, que aplican semanal o diariamente, además que muchas de las innovaciones de su industria beauty sirven de inspiración en marcas de otros mercados. Sin embargo, su influencia no queda allí: gracias a las redes sociales, sus métodos y rutinas de maquillaje y skincare cada vez conquistan más personas de otros lugares del mundo. La última en ser noticia es el “Glass Skin”.

El término en inglés significa "piel de cristal" y hace referencia a una piel perfecta, sin oleosidad ni resequedad, con luminosidad, traslúcida como el vidrio y sin imperfecciones. El objetivo es que se vea saludable y natural, con un efecto húmedo que va acorde a la tendencia "glowy" que acapara la atención en el mundo beauty. Sin embargo, se trata de una técnica común entre los coreanos (y otros asiáticos)e implica capas de productos para el cuidado de la piel y el rostro.

El gran secreto de este método es la constancia, es decir convertir en rutina la limpieza e hidratación de la piel en profundidad. El primer paso es la higiene a partir del desmaquillante, incluso si ese día no se usó maquillaje. Como la piel se enfrenta todos los días a factores dañinos como los cambios de temperatura, la contaminación y los rayos del sol -que favorecen el envejecimiento cutáneo y la degradación de la epidermis-, utilizar diariamente agua bicelar, un producto bifásica, en crema o una leche desmaquillante es fundamental.

Luego se da paso a una limplieza profunda con agua fría y un jabón suave indicado para el tipo de piel, que elimina definitivamente cualquier rastro de suciedad. A continuación, se aplica un tónico, loción hidratante o aguas florales para tonificar y cerrar los poros. Es importante empapar un algodón con el producto y aplicarlo en el rostro dando golpecitos, sin frotar. Después se aplica un sérum para que trabaje en las capas más profundas de la piel y le de brillo. Por último va la crema de noche o de día, si se repite el procedimiento a la mañana. Si lo hacemos al empezar el día, el paso final es el protector solar.

Fuente: musa.lavoz.com.ar

Te puede interesar