Los rumores de WhatsApp que acaban en linchamientos de inocentes en India

INTERNACIONALES Por
Catorce personas han sido asesinadas recientemente por un vídeo falso sobre traficantes de niños
5b3a5ccf9dcec

La policía de Bombay anunció este lunes la detención de 23 sospechosos de participar en el linchamiento de ocho hombres en la víspera, causando la muerte de cinco de ellos. El domingo, una turba de más de treinta personas atacó a unos desconocidos que conversaban con una menor, vecina de una aldea remota de Dhule, un distrito a 300 kilómetros de la capital financiera de India. Las víctimas "fueron atacadas por locales que [...] sospecharon que eran secuestradores de niños", según declaró el comisario, M. Ramkumar, a la agencia France Presse. Según la policía, cuyos miembros también sufrieron la ira de la muchedumbre, la agresión estuvo motivada por un rumor que circulaba en WhatsApp anunciando la presencia de una red de tráfico infantil en las cercanías: un bulo online que está ocasionando altercados mortales por toda la geografía del gigante asiático.


Desde finales de mayo, catorce personas han sido víctimas mortales de linchamientos en una decena de estados a lo ancho del país vinculados a mensajes y vídeos compartidos en las redes sociales sobre traficantes de niños, según ha investigado el medio local Hindustan Times. El vídeo en cuestión, identificado en varios estados de India, es la versión reducida de una campaña de concienciación de una organización no gubernamental pakistaní en la que dos adultos secuestran a un niño. Sin embargo, la secuencia compartida en WhatsApp omite el final del vídeo original, en la que el niño es devuelto sano y salvo.


La policía de varios estados ha avisado de no dar crédito a tales informaciones e intentan sensibilizar a los ciudadanos. Precisamente, una de las víctimas mortales había sido contratada el jueves pasado por las autoridades del estado septentrional de Tripura para alertar a la población rural a raíz de varios incidentes relacionados con la difusión del engañoso vídeo. La muerte del trabajador social unida a las de este fin de semana demuestra la poca capacidad de actuación de las autoridades para frenar a turbas enloquecidas por informaciones falsas.

El linchamiento de inocentes por muchedumbres incontroladas no es algo nuevo en el gigante asiático, donde en demasiadas ocasiones los rumores dan lugar a brotes de violencia extremadamente virulentos cuando incluyen la sacrosanta noción del daño a los sentimientos religiosos. Las calumnias relacionadas con contrabandistas de carne de vaca han causado más de medio centenar de incidentes y la muerte de 28 personas en los últimos tres años, según estudios recogidos por la prensa local. La controversia religiosa suscitada antes del estreno de una película a comienzos del presente año también derivó en jornadas de actos vandálicos en varios estados del país. Tras el estreno de la cinta, algunas personalidades que inflamaron a la opinión pública con sus comentarios llegaron a reconocer que sus críticas eran infundadas.

Sin embargo, el impacto de las noticias falsas a través de WhatsApp es un fenómeno nuevo en India. Con 1.500 millones de usuarios en todo el mundo, los bulos difundidos por este medio han originado problemas en mercados en los que tiene fuerte penetración, como Brasil e Indonesia, pero las consecuencias no han sido tan sangrientas como en India. Con más de 200 millones de usuarios, WhatsApp ha triplicado su presencia en el país asiático, donde es la red social más empleada. Sin embargo, la expansión de la aplicación no ha ido acompañada de la necesaria educación digital.

A diferencia de Facebook, la otra red social más usada en India y en la que las cuentas pueden ser localizadas y cerradas si violan los estándares de la organización, es más difícil de controlar a los usuarios de WhatsApp porque sus mensajes están cifrados. Adelantándose a las elecciones generales de 2019 en India, los gerentes de la aplicación están planeando asociarse con sitios web de verificación de datos como hicieron en los recientes comicios mexicanos; durante los que se animaba a los votantes a enviar posibles rumores a un número privado que cotejaba los hechos y respondía al usuario con información veraz.

Mientras tanto, los intentos del gobierno central para combatir el problema con medidas coercitivas no han surtido efecto. En abril, una circular del Ministerio de Información que proponía duras multas a los periodistas que publicasen 'fake news' fue retirada en menos de 24 horas ante el descontento general.

Fuente: El País

Te puede interesar