Elisa Carrió sobre el debate del aborto: "A Macri le dijeron que ganaba el 'no' por amplia mayoría"

Cuando faltan pocas horas para que el proyecto de legalización del aborto arribe al Senado, Elisa Carrió volvió a cuestionar la iniciativa, que calificó como "insensata"
carrio-macri

La Diputada recalcó que Mauricio Macri no hizo nada para influir en Diputados y explicó por qué el Presidente decidió promover el debate: "Le dijeron que el 'no' iba a ganar por amplia mayoría y (le comunicaron) una necesidad de debatirlo que no existía".

Consultada sobre si fue un error del Gobierno habilitar la discusión en el Parlamento, Carrió respondió: "En todo caso los diputados que pensaron que había que abrirlo. Nunca entendí cómo llegamos a esa sesión. Yo lo llamé (a Macri). Me dijo: 'Lilita, a mí me dijeron que se iba a ganar', es decir que iba a ganar el 'no'. Cuando me enteré de la verdad, me di cuenta de que hubo un error casi de ingenuidad en creer que esto se maneja".

Además, la diputada señaló que en el oficialismo nadie la consultó sobre el tema: "¿Por qué no me preguntaron? Hay un pecado de soberbia de algunos dirigentes del PRO por lo menos en la Cámara, de no siquiera preguntarte aunque sea en un pasillo. Yo les hubiera dicho: 'Es un penal sin arquero para el kirchnerismo, La Cámpora se va a hace feminista de un día para el otro. Y así fue".

"Mi posición es en contra por razones filosóficas, lo debatí con las feministas cuando yo era atea", dijo Carrió, quien explicó que no participó de la discusión en el recinto por un problema cardíaco que le impide estar sentada en la banca durante un tiempo prolongado.


Pese a ser crítica del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, remarcó: "Nunca lo pude resolver: lo estudié 40 años y es un dilema. Uno no quiere criminalizar a la mujer joven y por otra parte tiene que estar inscripta en la ley la prohibición cultural".


Carrió, que en Diputados solo intervino sobre el final de la sesión para amenazar con la ruptura de Cambiemos, destacó en varias oportunidades que Macri no presionó a los legisladores en ningún sentido: "Hay gente enojada con el Presidente: doy fe de que está en contra y no opinó".

Además, la socia fundadora de la coalición gobernante apuntó contra el "quiebre de votos" que se produjo durante la sesión maratónica que terminó con la media sanción de la iniciativa: "No puedo suponer que en un tema tan delicado estés en contra a las 12 de la noche y a favor a las seis de la mañana".

"La mesura debe prevalecer, la mesura en un proyecto cuyo contenido es la insensatez. Termina siendo castigada la mujer pobre, el autoaborto…", agregó en una entrevista que concedió a TN.

Y señaló: "Puedo terminar haciendo un racismo de elección, que hoy se hace con la fecundación in vitro. No me gusta la humanidad elegida. Me gusta que todos seamos diferentes y que nadie pierda la vida por la posibilidad de tener una discapacidad".

La situación social

En otro tramo del reportaje, la diputada se refirió al impacto que tienen los desequilibrios económicos en la sociedad. "Sé que hay desesperanza. La primera recomendación a la clase media: dé propinas, haga la changa, hay millones de personas que viven de esa changa". "A veces, cuando ajustamos, lo único que dejamos es de dar propina y eso va cortando un círculo", explicó.

También pidió: "Pónganse a trabajar los bancos de alimentos, necesitamos solucionar el tema del hambre de una manera racional. Con un cuarto de lo que tiramos estamos alimentados. Hay momentos en al vida en que uno tiene desesperanza, y al esperanza consiste en tener esperanza en la desesperanza". Y graficó: "Tenía esperanza en que De Vido esté preso en la desesperanza de que era intocable".

Fuente: Infobae

Redacción

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar