Fin de ciclo para la Selección

DEPORTES Por
Es el final de un un ciclo. La cara entristecida, la cabeza gacha, otra vez el rictus severo y apesadumbrado de Messi saliendo de un campo de juego simbolizan el estado con el que Argentina termina de disputar este esperado Mundia
hoy

No me parece justo ni oportuno, no me parece objetivo, ni comprensible, tomar una derrota que nos deja afuera de un Mundial para hacer, para conseguir, para nominar sujetos de una crítica descarnada. Me refiero a los actores que son los jugadores de fútbol. No me parece éste el momento, porque nada cambiará y porque nada nuevo diremos.

Lo que sí creo, entiendo, es que esta derrota frente a Francia por 4 contra 3 que nos elimina de Rusia 2018 tenemos que convertirla en un aspecto positivo que no es comentando la lentitud, el cansancio, la falta de variantes, el falso 9 de Messi, Dybala que no jugó… No, no, déjelo. No voy a poder evitar hablar del desastre institucional respaldatorio que significa la AFA ni mucho menos de la impresentabilidad del director técnico designado. No lo voy a poder evitar.

Es el final de un un ciclo. La cara entristecida, la cabeza gacha, otra vez el rictus severo y apesadumbrado de Messi saliendo de un campo de juego simbolizan el estado con el que Argentina termina de disputar este esperado Mundial, pero también la impotencia con que este enorme jugador ha debido afrontar el nuevo compromiso de ser el capitán de la selección argentina, frente a un equipo mal preparado, mal entrenado y mal dispuesto en el campo de juego.

Fuente: Infobae

Te puede interesar