Doctor Lorenzetti: ¿Qué hacemos con los medios "chupamedias" y parciales?

OPINIÓN Por
Lorenzetti quiere emprender una cruzada en contra de las" fake news", cosa que es bastantante peligroso, ya que linda con la censura, lo bueno sería también enfocarse en los medios parciales y "chupamedias" que son tan o más peligrosos
By5cjE7Mm_930x525__1

Lorenzetti quiere emprender una cruzada en contra de las fake news, cosa que es bastantante peligroso, lo bueno sería también enfocarse en los medios parciales y " chupamedias" que son tan o más peligrosos.

Abría que comenzar por casa Doctor Lorenzetti, nadie discute que las "fake news" son un verdadero flagelo, pero la intromisión en la prensa es más peligrosa aún.

Los Argentinos tenemos una triste historia al respecto.

Me queda la duda de cuál es su intención, máxime cuando a la vuelta de la esquina tenemos un claro ejemplo de medio parcial y "chupamedias". ¿Hace falta decirlo también en inglés o en castellano se entiende?  

Habría que recordarle a Lorenzetti que en su ciudad muchos periodistas y medios no escriben lo que piensan por miedo a futuras represalias y eso más que "fake news" es una verdadera vergüenza, algo inadmisible en un sistema democrático como el nuestro. 

Lorenzetti debería saber que en su ámbito, que es el de la justicia, pasan cosas muy "raras" y que es ahí en donde se tendría que centrar, para hacer una justicia más creíble y por sobre todo más justa.

Su participación en ADEPA

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, coquetea con la política. O por lo menos, en los pasillos de tribunales, siempre se dijo que la política era un territorio que el magistrado veía con buenos ojos. Ahora, hizo un pedido que muchos creen está relacionado con las reiteradas acusaciones  que recibe de la diputada nacional de Cambiemos, Elisa Carrió.

El presidente de la Corte Suprema habló durante la cena de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) y pidió regular la difusión de noticias falsas a través de las redes sociales

Lorenzetti, alertó sobre la necesidad de “reaccionar y regular” la proliferación de noticias falsas (fake news) a través de las redes sociales. “Hoy está en cuestión la credibilidad de la libertad de expresión expresada a través del periodismo profesional, por el surgimiento de una nueva tecnología, que se expresa a través de las redes”, analizó.

Afirmó que “el problema está en la capacidad de las empresas, los grandes operadores, de controlar dentro de internet”.

Para el titular del máximo tribunal de Justicia, “estos grandes operadores están afectando la libertad de expresión,  al condicionar o al guiar a la gente”. “Tenemos que establecer qué tipo de exigencias tienen que tener Facebook, Twitter o Google en cómo se producen las fake news; es importante entender las analogías, porque tenemos regulaciones en el mercado físico y se están empezando a desarrollar en el digital”, amplió.

Según Lorenzetti, estos sectores, estos “motores que producen información”, pueden “condicionar fuertemente la libertad de expresión” por la vía de las proliferación de las noticias falsas. “Ahí está el problema”, señaló y advirtió que afecta tanto en el ámbito de la política electoral, en la vida privada de las personas y en la actividad económica y comercial de los individuos y las empresas.

“La libertad de expresión es un principio que ha soportado los embates de las dictaduras, los autoritarismos, los discursos del odio y de la discriminación“, destacó.

Como una posible solución a la problemática, Lorenzetti reconoció la necesidad de generar mecanismos de prevención. “Es mejor obligar a que el proveedor las detecte con más tecnología; hay que establecer  incentivos para que quien administre desarrolle tecnología para controlar y detectar fake news”, analizó.

“La sanción penal lleva tiempo y es difícil de aplicar. Y hay una última alternativa, que es el arbitraje imparcial. Esto es interesante: cuando hay canales, flujos de noticias falsas, a veces es difícil establecer si son falsas o no, si afectan o no el orden público. Acá es es importante el arbitraje, que puede ser institucional. En todo caso, la profesionalidad sigue teniendo un valor importante, se requiere de buen juicio para establecer si una noticia es falsa o no. La profesionalidad es clave, y no puede ser desplazada por la tecnología”, finalizó.

Te puede interesar